Cartagena


“Los niños no deben salir. Todo lo programado se debe cancelar”: Múnera

Con relación al decreto 1370 expedido ayer en la noche, donde indican toque de queda para los niños este fin de semana.

WENDY CHIMÁ P.

29 de octubre de 2020 12:15 PM

Históricamente, el 31 de octubre y el 1 de noviembre, son días en que las calles de la ciudad se llena de niños y niñas, quienes salen disfrazados la noche de Halloween a pedir dulces y el día de Ángeles Somos a pedir alimentos para realizar un gran sancocho, reviviendo así la tradición.

Sin embargo, este año debido a la pandemia del coronavirus esto no será posible, pues a través del decreto 1370 expedido ayer en la noche por la Alcaldía de Cartagena, indican que este puente festivo, hay toque de queda para los niños hasta el 2 de noviembre.

Lea aquí: Toque de queda para menores este puente festivo de Halloween

A pesar de que el decreto es claro anunciando que no está permitida la circulación de niños, niñas y adolescentes en vías públicas y establecimientos, desde las 7 de la noche del 30 de octubre hasta las 12 de la noche del 2 de noviembre, ni las reuniones sociales en espacios abiertos, conjuntos cerrados, centros comerciales ni picós o amplificadores de sonidos, muchos se preguntan qué pasará con los planes que ya tenían previstos con sus hijos para este fin de semana, los cuales en su mayoría son en la calle.

Ante esto, hablamos con David Múnera, secretario del Interior, quien indicó que “todas las visitas y actividades que tenían programadas deben ser canceladas. El espíritu del decreto y de la norma es poder proteger y especialmente a los niños y niñas. Aquí el problema es de responsabilidad, llamar a esto a todos los padres de familia”.

El secretario enfatizó en que “los niños no deben salir de la casa. La única excepción es por fuerza mayor o caso fortuito, como por ejemplo, aquellos niños que vengan de otra ciudad y ya tenían tiquete comprado, antes de la expedición del decreto, ellos sí pueden ingresar”.

Siendo así las cosas, las visitas a los abuelos o tías, a la playa o hasta las islas habilitadas, no podrán realizarse si los acompañantes son los niños. De no acatar las órdenes pueden incurrir en comparendos por violación de medidas sanitarias.