"Los Quiroz nos llamaron a ofrecernos plata": hijo de víctima del desplome

15 de mayo de 2017 02:25 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Se abre otro capítulo en la historia del trágico desplome del edificio Portales de Blas de Lezo II.

Después de haber llorado la muerte de Apolinar Aguilar, su padre y uno de los obreros que quedó atrapado bajo los escombros, Luis Aguilar vive bajo constante preocupación tras la llamada de un supuesto miembro de la familia Quiroz, quien insiste en entregarle a cada una de las víctimas del derrumbe un millón de pesos en compensación a todos los daños causados.

“A la mujer de mi papá la llamó la semana pasada un hombre que se indentificaba como el hijo de Wilfran Quiroz. Él le dijo que le iba a entregar un millón de pesos por lo ocurrido en el accidente y que pronto le daría las indicaciones para que se encontraran. Lo que tengo entendido es que ella no alcanzó a recibir la plata y que ese muchacho no volvió a llamar”, dijo Luis.

“¿Mi padre murió en vano? ¿Acaso no van a atrapar a los responsables? ¿Acaso van a esperar que ocurra otra tragedia? ¿Qué más pruebas necesitan que 21 muertos y 22 heridos? No es posible que los Quiroz estén llamando a las víctimas como si nada y que las autoridades no sepan ni siquiera dónde están metidos”, dice Aguilar.

Sin seguridad 
Otra de las frustraciones de Luis es no haberle seguido insistiendo a su padre que abandora el trabajo con los Quiroz, ya que no tenía las mínimas garantías de seguridad en el trabajo y ya había tenido accidentes laborales.

(Lea también:“Que los constructores den la cara”: mujer de víctima de desplome

"Recuerdo a mi padre como un hombre camellador, que a sus 72 años estaba lleno de ganas de salir adelante y que había dedicado toda su vida a trabajar en la albañilería. Pero también tengo en mi mente que su progenitor había trabajado más de una vez con Wilfran Quiroz.

“Mi padre llevaba 19 años trabajando para el señor Wilfran Quiroz en diferentes obras. Mucho antes de que ocurriera el desplome de Blas de Lezo, él tuvo un accidente laboral: se quemó la mano con brea, pero no pudo hacer nada porque no tenía seguridad social.

“Yo siempre le decía que una empresa seria tiene protegidos a sus trabajadores, pero entiendo que a él eso no le importaba porque hacía las cosas por necesidad”, dijo Aguilar.

"Hicieron un hueco"
Luis Aguilar también aseguró que habló con uno de los sobrevivientes de la obra y este le contó que el edificio se pudo desplomar por un “hueco” que le hicieron a último momento.

“El ayudante de mi papá en la obra me dijo que hicieron un hueco después de estar hecho el edificio, para adecuar un parqueadero. Creemos que eso pudo ser un detonante para que el edificio se cayera”, explicó Aguilera.

Este medio habló con Jorge Mendoza Diago, presidente de la SIAB, quien dijo que para determinar si este fue el factor determinante para que se desplomara la construcción, se deben conocer detalles de esta perforación.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS