Los sabores de semana santa

23 de marzo de 2013 04:07 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Colombia es un país con una diversidad cultural muy rica que le permite contar con una gastronomía igualmente variada. Los platos y sabores de cada región del país, por pequeña o grande que sea, hacen que la cocina de cada región tenga su propia identidad.
Si usted desea viajar a la costa Caribe colombiana, puede saciar su apetito con una sopa de candia cartagenera con mojarra ahumada, acompañada por arroz con coco y como postre un delicioso plátano tentación que endulzará su paladar.
Si visita los llanos orientales, es casi obligatorio comer ternera a la llanera, o 'mamona', como la llaman allá. Sin embargo, si usted es de esas personas piadosas que prefieren no consumir carne en Semana Santa, puede comerse una deliciosa cachama frita o sudada en Puerto Gaitán, Meta. Advertencia, la cachama es un pez con espinas muy pequeñas y si no lo come con cuidado, una de ellas puede hacerle pasar un mal rato.
Si decide viajar por la región Andina, la diversidad de platos y culturas es tan grande que parece que hubiera varios países en una sola cordillera. En Antioquia y el Eje Cafetero, es casi necesario comer bandeja paisa. A pesar de su buen sabor, si usted tiene un estómago sensible, este plato quizás no sea para usted.
En ese caso es mejor se limite a una trucha acompañada de una arepa paisa, que no suele tener relleno y, por lo tanto, tiene menos grasa. Por supuesto no olvide al final probar lo mejor del café colombiano que se produce en esta región.
Si viaja a los departamentos de Santander y Norte de Santander comience con una sopa de peto y luego pida un cabrito asado o al horno, acompañado por unas cebollitas ocañeras y ciérrelo con un bocadillo veleño. No olvide que si visitó esta región y no probó las hormigas culonas es como si nunca hubiera estado allí.
En el altiplano cundiboyacense, usted podrá disfrutar de un ajiaco santafereño, que sin duda lo dejará satisfecho. Si le gustan los amasijos, esta región tiene un gran variedad de arepas, almojábanas y garullas con que conocerá diferentes formas de saborear las harinas de trigo y maiz. Unos envueltos de maiz son una muy buena elección para cualquier hora del día.
Si decide ir al suroccidente de Colombia, luego de comerse una chuleta valluna o un arroz atollado tiene que endulzar su paladar con alguno de los postres a base de caña que se producen en la región. Un aborrajado de plátano o una de esas galletas que se llaman 'cucas' son lo ideal para dejar un sabor dulce en la boca. Un manjar blanco puede tener diversas intensidades de dulce, pero si realmente quiere algo fuerte cómase unos 'liberales' del Cauca. Tenga en cuenta que este último postre no es apto para diabéticos.
Por último, si desea disfrutar de las playas colombianas de San Andrés y Providencia, una sopa de cangrejo o un pargo rojo desmenuzado con cebolla, tomate y ajo son su mejor elección. Luego refrésquese con un juego de ananá, o piña sanandresana, bien frío que sus sabores dulce y ácido seguro le quitará la sed sin lastimar mucho su lengua.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS