Cartagena


Marcha pasó por Manga con “bienvenida” incluida

Habitantes de Manga y trabajadores de la zona recibieron con agrado a los marchantes. Algunos negocios cerraron sus puertas y hubo afectación en la movilidad.

WENDY CHIMÁ P.

05 de diciembre de 2019 12:00 AM

Desde que se conoció que la marcha de este 4 de diciembre recorrería el Corredor de Carga, entraría al barrio Manga y terminaría en la plaza de La Aduana, muchas personas pensaron lo peor, puesto que creyeron que, tal vez, habría desmanes o que, incluso, los habitantes y trabajadores de estos sectores no estarían de acuerdo.

Sin embargo, ocurrió algo totalmente inesperado. Con aplausos, palabras de aliento, pancartas y una serenata con trompeta, fueron recibidos los marchantes en las calles de Manga.

“Sigan marchando, no desfallezcan”, “gracias por marchar por mí”, “tienen mi apoyo”, fueron algunas de las frases que gritaban algunos de los trabajadores de la zona, mientras los sindicalistas, estudiantes y demás marchantes caminaban, cantaban y repetían arengas contra el llamado “paquetazo de Duque”.

En varios edificios se veía la bandera de Colombia ondeando en los balcones y se escuchaba el sonido de las cacerolas. La policía estima que, en su mejor momento, la marcha tuvo unos 700 manifestantes, pero al Centro llegaron poco más de 200. En las zonas que estos recorrieron, los negocios cerraron sus puertas para prevenir cualquier afectación. Sin embargo, al cierre de esta edición, Fenalco no tenía un reporte oficial de afectaciones en el comercio por el día de ayer. Los negocios abrieron sus puertas apenas pasaron los marchantes y no se reportaron daños.

Transcaribe tuvo que suspender cuatro de sus rutas mientras la movilización avanzaba, por lo que la movilidad se vio afectada cerca de 5 horas, donde la flota de buses tuvo que estar en el Patio Portal. La relación de cuántas personas se vieron afectadas no se establecía hasta ayer. Durante todo el recorrido, agentes del Departamento Administrativo de Tránsito y Transporte (DATT) acompañaron a los marchantes como una medida preventiva, para así evitar que se generara congestión vehicular en otras partes de la ciudad. Miembros de la Policía Metropolitana de Cartagena también estuvieron atentos al recorrido. La marcha fue pacífica.