Martínez Martelo sufre por omisión del traslado del mercado

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Desde el 25 de noviembre del 2010, el Tribunal Administrativo de Bolívar ordenó al Distrito realizar los estudios necesarios para trasladar el mercado de Bazurto a otra zona de la ciudad, de manera que no se continuara afectando la ciénaga de Las Quintas y se recuperara este cuerpo de agua.

Ocho años y un mes han pasado desde entonces, y aún no se vislumbra el cumplimiento de la orden judicial. El más afectado “con la burla”, sostienen sus residentes, sigue siendo el barrio Martínez Martelo.

Lo último “seguro” que se conoció del proceso es que la próxima audiencia de verificación del cumplimiento de la sentencia popular se realizará el 5 de abril, a las 2 de la tarde. Así lo dispuso la jueza Karen Reales Blanco, quien el 5 de diciembre pasado reprogramó la reunión que, mediante auto del 10 de octubre de 2018, se fijó para el 14 de diciembre.

“No es posible llevar a cabo la audiencia en esa fecha por permiso concedido a la titular del juzgado -por maternidad- mediante resolución 219 de 2018, siendo necesario reprogramar la fecha de su realización”, informó Reales a María Eugenia Carrillo, accionante de la acción popular en momentos en que fungía como presidenta de la JAC de Martínez Martelo, y demás miembros del comité de verificación: representantes de la Defensoría del Pueblo, Procuraduría General de la Nación, Dirección General Marítima (Dimar) y Mercabastos.

Se reiteró la participación indelegable del alcalde Mayor de Cartagena, de los directores del Establecimiento Público Ambiental (EPA), y de la Corporación Autónoma Regional del Canal del Dique (Cardique).

Un residente de Martínez Martelo, quien prefirió mantener en reserva su identidad, manifestó que con la reprogramación de la reunión de seguimiento, “se está dilatando aún más el proceso y se está perdiendo el norte, porque se llevaba una dinámica de realizar audiencias cada dos meses, máximo tres meses; esa dinámica ha dado méritos a los funcionarios para dilatar sus compromisos. La prueba es que no han cumplido”.

Advirtió que “el ministerio de Ambiente, a través de estudio, se dio cuenta de que a la ciénaga de Las Quintas se vierten aguas residuales. Es decir, hay muchos negocios del mercado conectados a ese cuerpo de agua y sus desechos van a parar allá. Aguas de Cartagena lo certificó y el Distrito quedó en corregirlo, pero no se ha corregido. Cardique quedó en hacer un dragado, para recuperar el equilibrio ecológico, y tampoco lo ha cumplido; es la obligación que tienen para cumplir con el fallo”.

El residente recordó que la construcción y funcionamiento de la central de abastecimiento mayorista y minorista, a cargo de la sociedad de economía mixta Mercabastos de Cartagena S.A.S., está detenida. “Y mientras no haya dónde trasladarse, será una mentira lo que se haga en Bazurto”.

Es de anotar que de acuerdo con el cronograma inicial del convenio entre Distrito y Mercabastos, las obras debían iniciarse el primero de enero de 2017.

Hoy se cumple un atraso de dos años, que empezaron a sumarse por la inestabilidad administrativa en la que se vio sumida la Alcaldía de Cartagena.

las problemáticas

“Que por lo menos mitiguen la problemática ambiental”, afirmó el vocero de la comunidad, precisando que hay puntos neurálgicos de contaminación. Pero también problemáticas de movilidad, espacio público, seguridad y urbanismo.

“En el cumplimiento de las acciones de mitigación nos distrajimos. Las calles de Martínez Martelo están siendo parqueaderos de toda clase de vehículos, todo el que va para el mercado se parquea en ellas y uno no puede caminar. Las tiendas las han convertido en cantinas y la gente del mercado alquila casas para montar ese negocio, o montan una tienda y sacan cosas a la calle. Y como en el mercado los comerciantes manejan dinero en efectivo, los atracos son a cada momento. Hay negocios que tienen hasta tres y cuatro escoltas, porque saben lo peligroso que es el sector.

“Además, sin el lleno de los requisitos están montando negocios peligrosos. Hay venta de químicos. El otro un día hubo una explosión por acumulación de tanques de aceite, y la ciénaga de Las Quintas se ha convertido en un mar de problemas. Además de tener lanchas mal parqueadas, alrededor le ponen materiales de construcción, arena, chinas y tanques de gas propano, que se van a la ciénaga”.

Señaló que “pese al deterioro y los problemas ambientales, nos están cobrando el mismo impuesto predial y los mismos servicios que a un barrio normal. Los habitantes estamos en mora de hacer una solicitud respetuosa al Distrito, dirigida a congelar o a que nos indemnicen con el predial y con los servicios públicos, por el daño ambiental que hemos padecido durante 38 años. Vamos a dar la batalla.

“La gente cree que el problema es de Martínez Martelo, y no es solo de este barrio, es un problema de ciudad, y como tal la clase dirigente ha sido incapaz de ponerse al frente de un macroproblema para el desarrollo de la ciudad. Cartagena se detiene en el mercado de Bazurto. Vas por la avenida Pedro de Heredia y está paralizado el tráfico; coges por la del Lago y también, entonces el desarrollo está detenido allí”.

Estos son algunos de los puntos a los que se les hace seguimiento en audiencia: desarrollo de la protección de la ciénaga de Las Quintas y sus fuentes de agua, limpieza del mercado de Bazurto, protección del espacio público, control urbano y movilidad en Bazurto; zona de influencia y ciénaga de Las Quintas, capacitación en manejo de alimentos de Bazurto, plan de trabajo de operación de embarcaciones en la ciénaga de las Quintas, controles sobre la ocupación de la zona comprendida entre la malla de la avenida del Lago y la ciénaga. Asimismo, traslado del mercado, y estado de los diseños de la central minorista de abastos, de la definición de sus áreas y de los aspectos técnicos, de diseño y del número de locales que requiere.
El seguimiento

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS