Modelo para autorizar y asignar citas es deficiente

27 de marzo de 2010 12:01 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El gerente del Hospital Universitario del Caribe (HUC), Wilman Herrera, le salió al paso a las declaraciones entregadas a este diario por el alcalde de la Localidad 1, José Ricaurte, en referencia al “mal servicio” que se presta a los ciudadanos en el centro de llamadas de esta institución asistencial. Por esta situación hubo perturbación del orden público el jueves pasado frente a la Alcaldía Histórica y del Caribe Norte, en el barrio Santa Rita, ya que hasta allí llegaron los usuarios para protestar porque no les atienden sus requerimientos asistenciales en las líneas telefónicas del HUC. La Fuerza Pública tuvo que intervenir. Wilman Herrera dice haberse sorprendido por las declaraciones del alcalde local, José Ricaurte, a los medios de comunicación, “en primer lugar porque no es cierto que él se haya comunicado conmigo para plantearme soluciones al problema, como tampoco es cierto que yo haya asumido un compromiso con él para resolver la situación, porque nunca nos hemos reunido”. Ricaurte había señalado que en diálogo con Wilman Herrera, gerente del Hospital, este funcionario se comprometió a corregir la situación, y que no se veía en él la intención de mejorar las cosas. “Últimamente ni el teléfono celular lo contesta”, precisó Ricaurte aludiendo a Wilman Herrera. EL MEOLLO DEL PROBLEMA El Gerente del Hospital dice tener constancias de que alertó al Distrito sobre el problema que se vaticinaba. A su juicio, las deficiencias no son únicas y exclusivas del centro asistencial, sino también del Dadis. Según el funcionario, “se descontinuó un modelo en que nosotros como hospital público teníamos funcionarios en las localidades, que eran los responsables de atender a los usuarios (verificar bases de datos, para saber si tienen derechos a ser atendidos con recursos del Distrito), para luego proceder a asignar las citas. Es decir, todo el proceso era aplicado por el Hospital Universitario”. “Este año –prosigue– a raíz de que se pasó a un modelo de contratación diferente, todo el proceso de validación y verificación de derechos y autorización de servicios, lo hace directamente el Distrito, con un funcionario que tiene el Dadis por cada localidad. Ahora el hospital sólo recibe las órdenes de servicio, y da el respectivo trámite asignando un cupo de atención al paciente. ¿Para qué se ideó este nuevo modelo? Para evitar que el paciente llegara al hospital a hacer filas largas, y que las citas se entregaran telefónicamente. Con este nuevo modelo, el paciente le entrega al funcionario del Dadis sus papeles en las oficinas de las alcaldías locales, y se le asigna al usuario un código de atención. “Se supone que el funcionario del Dadis debe enviar por correo electrónico al hospital el listado de pacientes a atender con el respectivo código, pero lo que ha venido ocurriendo y eso lo sabe el Dadis, es que el correo electrónico con la relación de los pacientes a atender, no nos llega, y si llega, llega tarde”, explica Herrera. El problema radica, a consideración del Gerente del Hospital, en que “el paciente llama por su cita al call center y los operarios no pueden darle respuesta, porque no ha llegado el correo con la autorización y el código. También sucede que a veces autorizan procedimientos que el hospital no presta”. “Entonces no toda la culpa se le tiene que endilgar al hospital, porque acá sólo se cumple con habilitar un call center para notificar al paciente lo referente a su cita médica. Son los funcionarios del Dadis quienes autorizan por medio de un código”, reitera el funcionario. Agrega que se dispone de 5 líneas para atender a la comunidad, y que si el problema es la congestión, el hospital se compromete a habilitar nuevas líneas de atención, pero está convencido de que el problema no es ese, sino que las autorizaciones no llegan a tiempo. “Así las cosas, el hospital no puede atender al paciente, dado a que si se le prestan los servicios sin la autorización, el Distrito no los paga”, asevera Herrera. SOLUCIONES Wilman Herrera, gerente del HUC, dice que coordinará con el Dadis una serie de medidas para solucionar el problema. “Se las hemos planteado a Lucio Rangel, director del Dadis, y al agente interventor del contrato, pero...”, dice dejando implícito un interrogante. Asegura que enterado de la toma en Santa Rita, mandó a las localidades empleados del hospital para traer físicamente el listado de las autorizaciones, a fin de proceder a asignar las citas. “El modelo que se creó para evitar largas filas no está funcionado porque ahora hay amotinamiento en las alcaldías locales y en el hospital”, finalizó. EL DADIS RESPONDE El director del Dadis, Lucio Rangel Sosa, reconoce que hay fallas en la atención oportuna de los pacientes. Dice que no entra en el juego de hallar culpables, sino que por el contrario, está con el ánimo de buscar soluciones para corregir el deficiente servicio que se le está prestando a la comunidad cartagenera. En ese sentido, ha convocado al gerente Wilman Herrera, a auditores y a representantes de la ESE Hospital Cartagena de Indias, a una reunión extraordinaria para hoy a las 8 de la mañana, que tendrá lugar en la sede del Hospital Universitario del Caribe. “Las deficiencias son evidentes y esto pasa, por ejemplo, porque en Cartagena no tenemos un primer nivel de atención en salud que sea resolutivo. Todo se remite hacia el segundo nivel y de ahí las congestiones”, puntualizó.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS