Cartagena


Ciénaga de la Virgen: muchos contratos, pero sin resultados

Mientras el cuerpo de agua agoniza, llama la atención que durante los últimos años se han hecho millonarios contratos para su preservación, que parecen no han tenido ningún resultado.

ANGIE GOEZ AHUMEDO

01 de marzo de 2021 12:00 AM

La ciénaga de La Virgen es una laguna costera ubicada sobre el flanco norte de Cartagena y separada del mar por el cordón de arenas de La Boquilla. Su forma es triangular, estrecha en el norte y amplia en el sur, con anchura máxima de 4.5 km, y tiene una longitud de unos 7 kilómetros, un espejo de agua de unos 22,5 kilómetros cuadrados y profundidades de hasta 1,2 metros”.

Esa descripción es la que brinda el observatorio del Establecimiento Público Ambiental (EPA) sobre este humedal de gran importancia en la ciudad, el cual es considerado como prioritario para el manejo sostenible del recurso hídrico.

Durante años a la ciénaga no solo llega el drenaje urbano de aguas pluviales sino también el proveniente de conexiones fraudulentas del alcantarillado sanitario, aceites e hidrocarburos de talleres y estaciones de servicio ubicados en la cuenca urbana, basuras y residuos sólidos arrojados por algunos habitantes de la comunidad adyacente, e incluso el sedimento proveniente de áreas deforestadas y expuestas a la erosión por invasiones en las faldas del cerro de La Popa.

Todo esto le ha ido pasando factura al cuerpo de agua que cada día agoniza más y hoy tiene a las comunidades aledañas con las manos en la cabeza por la sequía que está presentando, que pone en riesgo un ecosistema natural y el sustento de cientos de familias.

De acuerdo con las autoridades ambientales, EPA y Cardique, en la última visita realizada el pasado 26 de febrero se determinó suspender temporalmente el proyecto La Cienaguera mientras se determina el impacto ambiental del mismo, así como la deforestación del bosque manglárico debido a la tala indiscriminada que se presentan en las islas de la ciénaga y que va en aumento.

“Las autoridades concluyeron que la comunidad también debe aportar su grano de arena y eso es denunciando a aquellas personas que atentan contra el ecosistema, talan el mangle y realizan otras actividades ilegales contra la naturaleza”, indicó un comunicado del EPA.

Así mismo acordaron realizar obras para minimizar la sedimentación y la contaminación de este cuerpo de agua, y la posibilidad de mejorar la seguridad para evitar la continuidad de los delitos ambientales que se presentan en la zona y el acompañamiento del Distrito para una intervención general en este territorio.

Sin embargo, estos compromisos no se pactan por primera vez. Durante los últimos años las intervenciones a la ciénaga de La Virgen y sus alrededores han sido objeto contractual en múltiples ocasiones, pero la realidad deja mucho que desear.

Un contrato
por 14 años

En medio de los diferentes contratos hay uno que se lleva todo el protagonismo ya que fue cuestionado por la Contraloría General de la República e intervenido por la Procuraduría. Se trata del adjudicado el 29 de junio de 2007 por el entonces director de Cardique, Agustín Arturo Chávez Pérez, al Consorcio Ciénaga de la Virgen, en el que Construcciones Hilsaca Ltda tuvo un 75% de participación y la firma barranquillera Servicios de Dragados y Construcciones el 25 % restante.

Lo increíble es que se planearon obras en 41 canales y 11 arroyos, la construcción de 12 canales, brigadas de limpieza y levantamiento para depositar el material dragado del recurso hídricos, durante una vigencia de 14 años, es decir, hasta el 17 de octubre del 2021, empero, en 2018, Cardique afirmó que el contrato había terminado y estaba en liquidación.

Además, aunque inicialmente las obras se pactaron por un costo de $22.173 millones, al final el valor fue de $35.451 millones por diferentes adiciones que se realizaron, según se pudo establecer en la investigación, en la que además no se hallaron evidencias de que las obras se hayan hecho de conformidad a lo contratado.

“El contrato suscrito no obedece a ningún macroproyecto u obra a gran escala que ameritara una contratación a 14 años (...). Se concluye que Cardique, para cumplir con los mandatos legales y poder intervenir la ciénaga de La Virgen, no requería de suscribir un contrato de obra a largo plazo, para realizar actividades puntuales de limpieza; las cuales se podían contratar anualmente, garantizando los principios de selección objetiva y transparencia, así como el de economía, además de garantizar la pluralidad de oferentes”, señaló la Contraloría en el informe de auditoría.

Otros contratos

Además del contrato antes mencionado, que se supone cubría la gran mayoría de los frentes de trabajo en el ecosistema, durante los años siguientes se celebraron muchísimos más por diferentes causas, según la información en el Secop.

Por ejemplo, en 2011, el EPA firmó un contrato de consultoría por $313.709.820 para la “identificación de los componentes de la biodiversidad amenazados y/o en vía de extinción en la ciénaga de La Virgen y sus zonas naturales aledañas, así como las especies invasoras o superpobladas con el propósito de generar línea base ambiental e información confiable”. El plazo de ejecución fue de cinco meses.

En 2014 se realizó un convenio interadministrativo por $285.760.000 para lograr “la consecución de los ejes estratégicos del plan maestro de manejo de la ciénaga de La Virgen a través de la formación de diplomado a 200 habitantes del área de influencia”.

Este tipo de convenios entre entidades se repitieron mucho en los últimos años, incluso, en 2019 el EPA hizo un contrato por $607.000.000 para “aunar esfuerzos, recursos económicos, técnicos y humanos para la promoción de la educación y cultura ambiental, mediante procesos formativos y de sensibilización diferenciales a ciudadanos y estudiantes, en el Distrito en el marco de los proyectos parque distrital ciénaga de La Virgen, y educación y cultura ambiental en el perímetro urbano de Cartagena”.

Este medio consultó al EPA y a Cardique quienes anunciaron que por ser contratos de años anteriores, harán una revisión de estos documentos para poder dar un pronunciamiento oficial.
  NOTICIAS RECOMENDADAS