Necropsia revelará qué causó la muerte de Xilene

07 de marzo de 2018 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Qué o quién causó la muerte de Xilene Taborda Matos, de 29 años, es lo que desean saber sus familiares y allegados, y para ello, ayer solicitaron al Departamento Administrativo Distrital de Salud (Dadis) abrir una investigación preliminar a todas las entidades que le brindaron servicios médicos en sus últimos días de vida.

La mujer, que se desempeñaba como guardiana del Instituto Penitenciario y Carcelario (Inpec) y era madre de una niña de cinco años, falleció en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de la Clínica La Ermita el pasado sábado. Hacía tres semanas, el viernes 9 de febrero, había cumplido uno de sus sueños: practicarse liposucción y abdominoplastia.

“Ese era uno de sus anhelos, operarse, que no lo necesitaba pero era uno de sus anhelos y quería cumplir su sueño”, dijo Jhonatan Herrera, su pareja sentimental. Fue en la Clínica Quirúrgica de Manga donde Xilene decidió realizarse el procedimiento estético que la llevó a la muerte.

“A ella la dieron de alta y al día siguiente, sábado, presentó dolores de cabeza fuertes, no se le quitaban. La llevamos a la clínica Blas de Lezo y el lunes le dieron de alta. Decían que era una cefalea producto de la anestesia, que con reposo y un parche hemático se le quitaba.

El martes fuimos a cita con el cirujano que la operó y el anestesiólogo le practicó el parche hemático; tampoco se le quitó el dolor de cabeza. Daba gritos, lloraba, decía que el dolor era muy fuerte, que hicieran algo para que se le quitara”.

Jhonatan permaneció con Xilene en la Clínica Quirúrgica de Manga hasta el sábado 10 de febrero. “La mandaron para la casa con dolor de cabeza y vómitos. Decían que con analgésicos y reposo se le quitaba, que eso no pasaba de más de cinco días, pero nunca se le quitó ese dolor”.

El mismo día llevó a su novia al Hospital de Bocagrande, donde “el lunes el internista reportó que tenía cefalea por anestesia raquídea, producto de una cirugía estética, y el POS no lo cubría. Nos dijeron que teníamos que dejar tres millones de pesos de depósito para seguirla atendiendo”.  Y como no tenían ese dinero se devolvieron a la Clínica Quirúrgica.

Allí la guardiana comenzó a sentir inmóvil su cuerpo y le dio un primer paro cardiorrespiratorio. “La entubaron. A las 9 a. m. la trasladaron a la Clínica La Ermita. Ahí duramos dos semanas. El viernes le practicaron unos exámenes en Bocagrande y ya no le aparecía sangre en el cerebro, estaba todo blanco. En la madrugada del sábado le dio un paro cardiorrespiratorio, la reanimaron pero no resistió y lastimosamente falleció. No sabemos en realidad qué fue lo que pasó. Eso es lo que va a determinar la necropsia”.

Dadis investiga
Clara Sumosa, coordinadora de Peticiones, Quejas y Reclamos (PQR) del Dadis, sostuvo que la clínica donde Xilene se operó, al igual que todas las que le prestaron servicios médicos “están debidamente habilitadas”.

Resaltó que “solamente la necropsia nos va a permitir saber cuál fue la causa de la muerte. Estamos en una investigación preliminar con toda la rigurosidad del caso. No duden que, si así lo amerita la investigación, sancionaremos a quien tenga la responsabilidad plena”.

De la entrega de los resultados de la necropsia, Sumosa anotó que “puede durar 15, 20 días, un mes, no sabemos. Depende de Medicina Legal”.

El Universal intentó comunicarse con la Clínica Quirúrgica de Manga y no obtuvo respuesta.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS