No aparece copia de la espada de Blas de Lezo

15 de octubre de 2016 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Una réplica de la espada del almirante español Blas de Lezo, que fuera enviada desde España como regalo para Cartagena, se encuentra desaparecida y nadie da razón de ella.

Así lo dio a conocer  Fabio Ramírez, secretario general de la “Asociación Cultural Blas de Lezo”, que opera en Madrid desde hace cuatro años, y que por estos días está en Cartagena encabezando una serie de eventos académicos en torno a la figura del almirante en cuestión.

Según el gestor cultural, la asociación se encarga de que el ciudadano medio español, y del resto del mundo, conozca la vida del almirante, quien durante muchos años fue casi un desconocido para la historia universal.

Ramírez dijo a El Universal que hace dos años la asociación organizó la primera edición de los “Premios Blas de Lezo”, mediante la cual premiaron a cuatro entidades, una de las cuales fue Cartagena de Indias, por ser la que mejor había logrado mantener en su memoria colectiva la significación del almirante para la ciudad y un sentimiento de gratitud hacia él.

El premio fue una réplica de la espada de Blas de Lezo, casi igual a la original, que se encuentra en el Museo Naval de Cartagena.

Se trata, según el gestor, de una espada afrancesada, con hoja de espadín de platillo, la cual fue hecha por Antonio Arellano, uno de los pocos artesanos que quedan en España, con capacidad para forjar una espada casi idéntica a la que usó Blas de Lezo.

“En esa ocasión --explicó-- fue a España a recoger la espada un funcionario de Cartagena, quien hacía las veces de secretario privado de la Alcaldía, pero no se la trajo, por cuestiones de equipaje”.

El año pasado, en febrero, se celebró en Madrid la Feria Internacional de Turismo (Fitur), a la cual asistió el entonces alcalde de Cartagena, Dionisio

Vélez Trujillo, a quien los gestores de la Asociación Cultural Blas de Lezo le entregaron la espada, para que la trajera a la capital de Bolívar como un regalo para ella.

“En marzo de este año --prosiguió Ramírez-- vinimos a Cartagena y, por curiosidad, le preguntamos por la espada al actual secretario privado de la Alcaldía, Luis Dunoyer, pero nos dijo que no tenía ningún conocimiento al respecto”.

El gestor ibérico manifestó que la espada estaba destinada a ocupar un sitio accesible para el público raso, ya fuera en el Concejo Distrital, en el Castillo San Felipe o en el Museo Naval, “pero lo que nos dicen es que el alcalde anterior se fue y no advirtió a nadie sobre la existencia de ese premio”.

Por su parte, Dunoyer contó a El Universal que, en efecto, cuando se enteraron de la existencia del premio fueron con los gestores españoles al despacho de Apoyo Logístico de la Alcaldía, en donde reposaba una espada, pero se estableció que no correspondía a la que la habían dado a Vélez Trujillo.

“Lo que tenemos claro --añadió Dunoyer-- es que, en el cambio de administración, alguien se la llevó y se quedó con ella”.

El Universal contactó por WathsApp a Dionisio Vélez, quien está fuera de la ciudad, y éste comentó lo siguiente:
“Voy a tratar de averiguar al respecto, porque la instrucción dada en ese momento era que se le entregara a la Armada para el Museo Naval. Pero tendría que averiguar”.

El exalcalde no especificó quién dio la instrucción ni a quién se le entregó en la Armada Nacional.

Al respecto, el almirante Evelio Ramírez, comandante de la Fuerza Naval del Caribe, dijo haber indagado en el Museo Naval y logró establecer que la espada nunca fue entregada a ningún funcionario de esa institución.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS