Cartagena


“No eran perros, eran chivos”: autoridades llegan a Nelson Mandela

Tras la denuncia de los habitantes sobre la insólita aparición de cabezas de animales muertos a un costado de una vía principal, la Policía atendió el llamado y ahora investigan el matadero clandestino donde los sacrificaron.

REDACCIÓN CARTAGENA

12 de enero de 2021 08:49 PM

Con el objetivo de brindar tranquilidad a la comunidad cartagenera, en las últimas horas, policías del Grupo de Protección Ambiental y Ecológica de la Metropolitana de Cartagena, verificaron en el barrio Nelson Mandela una supuesta denuncia de maltrato animal.

En el lugar, ubicado en el sector conocido como la Trocha de Henequén, que comunica el barrio Nelson Mandela con la variante Mamonal, policías del Grupo de Protección Ambiental y Ecológica hallaron varios cráneos que al parecer son de caprinos, y no serían de caninos, como se dio a conocer en un principio por los vecinos.

(Lea: Escalofriante: aparecen 10 cabezas de perros en Nelson Mandela).

Según la Mecar, las características morfológicas de los maxilares, el cráneo y la piel, llevaron a las autoridades ambientales a la conclusión de que los restos de animales hallados en dicho lugar son de caprinos (chivos), y por una mala disposición de residuos fueron abandonados en esta zona utilizada como botadero satélite por algunos habitantes.

“No eran perros, eran chivos”: autoridades llegan a Nelson Mandela

La Policía atendió la emergencia en el sector Las Vegas de Nelson Mandela. //Fotos: Cortesía Mecar

“Se adelantan labores de vecindario, recopilando información para determinar la precedencia de estos restos, e intervenir establecimientos o viviendas dedicadas al sacrificio clandestino de estos animales para consumo humano, sin los protocolos de salubridad, violando el Código de Seguridad y Convivencia Ciudadana, Ley 1801 de 2016, lo que implica un riesgo para la salud pública: Art. 110. Núm. 16, que se refiere al sacrificio de animales para el consumo humano en sitios no permitidos por la legislación sanitaria correspondiente”, afirmó la institución en un comunicado.

La Policía Metropolitana, los cuadrantes de la zona y el Grupo de Protección Ambiental y Ecológica, junto a las autoridades ambientales, continuarán una vigilancia permanente, atendiendo las denuncias de la comunidad frente a hechos de maltrato animal, o que pongan en riesgo la fauna y la flora silvestre.