Cartagena


“No esperaba ese golpe en el pecho”: adulta mayor agredida por policía

Este jueves en entrevista con El Universal, San Diego Ávila, más conocida como “Pacha”, entregó su versión de los hechos ocurridos en las playas de Bocagrande.

MÓNICA MEZA ALTAMAR

09 de septiembre de 2021 04:50 PM

A través de videos, en los últimos días se divulgó la presunta “agresión brutal” de la que fue víctima una mujer de 75 años por parte de un uniformado de la Policía Metropolitana de Cartagena. Los hechos ocurrieron en el kiosco en las playas de Bocagrande en el que la agredida, conocida como “Pacha”, tiene confianza legítima para prestar servicios turísticos. Lea aquí: Indignación por presunta agresión de policía a mujer de 75 años en Bocagrande

El coronel Jorge Carrillo Delgado, subcomandante de la Mecar, informó este miércoles que “se aperturó indagación preliminar con el fin de establecer cuáles fueron los hechos, qué fue lo que pasó”. Lea: Policía se pronuncia sobre presunta agresión a mujer de 75 años en Bocagrande

Este jueves en entrevista con El Universal, San Diego Ávila, más conocida como “Pacha”, entregó su versión de los hechos.

“Eso fue un golpe maluco. Yo no esperaba eso, nunca pensé que pasaría porque tengo 50 años de estar trabajando ahí y gracias a Dios no había habido ningún policía que se metiera conmigo, porque a mí no me gustan los problemas con los agentes, yo siempre les tengo la buena”, manifestó “Pacha”.

Yo no esperaba eso, nunca pensé que pasaría porque tengo 50 años de estar trabajando ahí”.

San Diego Ávila, más conocida como “Pacha”.

Sobre su estado de salud, precisó que “cuando él me pegó yo me golpeé las costillas y como metí las manos me pelé los codos. Tengo todavía dolor en las piernas y en las rodillas. Estoy que casi no puedo caminar porque yo caí sentada y de ahí caí de largo, entonces metí las manos para no partirme la cabeza. Me duelen las caderas”.

Pero, ¿cómo llegaron a esta injustificable acción? Lea: Marcha por presunta agresión a mujer de 75 años expuso varias problemáticas

San Diego contó que “el señor policía estaba maltratando a un muchacho frente al kiosco. Yo estaba sentada afuera del kiosco, mirando, y el muchacho que estaba al lado le dice que ya no le golpee más, porque le habían dado mucho golpe y le estaban poniendo la pistola eléctrica esa, que si lo iban a matar, que lo dejaran, que si ellos no tenían familia. Él lo soltó y dijo: “voy a ver qué es lo que les pasa a los sapos del kiosco”. La única persona que estaba en el kiosco era yo. Ahí trabajamos 10 personas, pero en ese instante no había nadie sino yo solita que estaba parada en la parte de afuera”.

Continuó diciendo que “cuando él viene embala’o para acá le digo: “yo no tengo nada que ver con lo que está pasando señor agente, ¿por qué viene usted a formarnos problema?”. Él entró, cogió el machete con que la muchacha pica los cocos, el cuchillo con que corta sus cosas de vender y yo volví y me le paré al lado y le dije, “¿pero qué es lo que pasa con usted? Si nosotros no nos estamos metiendo por qué usted ha venido acá de esa forma. Nosotros no nos estamos metiendo con usted ni estamos diciendo nada”. Fue cuando entonces se dio la vuelta y me pegó un golpe en el pecho”.

“Yo caí de espaldas -advirtió la adulta mayor- si no meto los brazos me mata con la cosa de madera que estaba ahí. Y salió corriendo, se llevó el cuchillo y se llevó el machete. Él lo hizo consciente porque yo estaba hablando con él, yo estaba al lado con él, se dio la vuelta y me empujó. Casi me da un paro cardiaco, porque cuando mi hijo me llevó al hospital tenía la presión casi en 200. Me preguntaron si era hipertensa. Yo dije, sí, lo soy, y me dijeron que casi me daba un paro cardiaco”.

Él lo hizo consciente porque yo estaba hablando con él, yo estaba al lado con él, se dio la vuelta y me empujó”.

San Diego Ávila, más conocida como “Pacha”.

Sobre el muchacho que según su relato estaba siendo agredido aseguró que “no tengo ni idea de por qué lo agredían. Vi que lo trajeron ahí y empezaron a agredirlo. Ni siquiera me acerqué, porque como soy hipertensa no quiero estar cerquita de esas cosas. El médico me lo tiene prohibido porque me puede dar un paro cardiaco”.

“Pacha” vive en el barrio Nelson Mandela y recalcó que tiene 50 años trabajando en el kiosco en el que fue agredida. “Yo me dedico a vender mis cervezas, que si me piden una comida yo voy y la compro y se la pongo al cliente, servicios turísticos”.

“No esperaba ese golpe en el pecho”: adulta mayor agredida por policía

Ahora espera no ser agredida nunca más. “Al señor policía le diría que no haga eso más, que trate de recapacitar porque yo ya tengo 75 años y un golpe de esos es duro. Yo quedé tirada ahí, todo el mundo vio cómo quedé. ¡No puede ser! Él tiene que buscar hacer otros procedimientos para las señoras de la tercera edad porque nosotras merecemos respeto. Yo no le falto el respeto a las autoridades, soy de las personas que siempre las he respetado”.

La denuncia

Roberto Teherán Ávila, hijo de “Pacha”, sostuvo que “nosotros ya logramos individualizar al agente de policía pero en el momento que se instaló la denuncia se instaló contra todos los de la estación de Bocagrande. La radicamos en la Fiscalía para que Medicina Legal realizara la valoración. Ayer se la hicieron y el dictamen médico pasará directo a la Fiscalía”.

Precisó que “en la epicrisis (de medicina general) dice que presenta golpes en el brazo, hinchadura, raspones y dolor en la cintura. Ahora estamos esperando el resultado de Medicina Legal para poder tener más claro su estado y proceder con ese policía. Lo que buscamos es que ese sea separado del cargo porque él no puede continuar siendo policía. El que es nunca va a dejar de ser. Ahora estará asustado, pero mañana va y estropea a otra señora, a otro pela’o a otro adulto”.

  NOTICIAS RECOMENDADAS