Cartagena


“No fue un accidente, lo iban a atracar”

Familiares del domiciliario herido en El Rubí, afirman que motorizados le iban a quitar la bicicleta y por eso terminó colisionando contra el piso.

NÉSTOR CASTELLAR ACOSTA

25 de julio de 2020 12:00 AM

Si fue un accidente vehicular como dice la Policía, o si se trató de un intento de atraco como aseguran los familiares, lo cierto es que Elmer Villarraga Romero, de 30 años, terminó con dos aberturas en su rostro y hematomas en una mano y una rodilla tras colisionar contra el pavimento en un callejón solitario del barrio El Rubí. Sucedió el jueves en la mañana, cuando Elmer se dirigía al barrio Los Alpes a llevar unas fresas a bordo de una bicicleta de su propiedad, avaluada en aproximadamente 2 millones de pesos. El hecho fue en la calle angosta por donde ingresan los empleados del centro comercial de la zona y donde se hacen labores de cargue y descargue de productos.

La forma en que sucedió el accidente es confusa, pues en esa calle al parecer no hay cámaras de seguridad y supuestamente no hubo testigos.

(Lea: [Vídeo]: Policía y mototaxista se pelean a puños en plena calle).

Ayer, la Policía Nacional envió un comunicado indicando que el ciclista sufrió un accidente de tránsito, basándose en la declaración de cinco trabajadores de la zona. “Desmentimos un posible hecho delictivo en el barrio El Rubí, los ciudadanos manifestaron que el ciclista colisionó con dos motocicletas y quedó con heridas en la frente y labios. También se descarta pérdida de elementos de este ciudadano”, afirmó Jhon Alexánder Gómez, comandante de la Estación de Policía del Nuevo Bosque, quien atendió el caso.

Está en su casa

Por su parte, los parientes de la víctima indicaron que sí se trató de un intento de robo y por suerte Elmer no resultó con heridas más graves, ya que, según ellos, los hombres que iban en la moto portaban un arma de fuego.

“Él iba bajando la loma y los tipos venían de frente. Mi hermano dice que lo iban a atracar, que los de la moto estaban guardando una pistola y de un momento a otro terminó en el piso adolorido y ensangrentado. No recuerda si lo empujaron, pero si hubiesen sido personas de bien no se hubiesen dado a la fuga, al contrario, lo hubiesen ayudado. Además, mi hermano les vio el arma”, afirmó Stephanie Villarraga.

(Lea: ¡Tome nota! Recomendaciones para la temporada de lluvias en Cartagena).

El herido fue llevado en ambulancia a la clínica Barú, donde le hicieron una pequeña intervención maxilofacial y en la madrugada fue dado de alta. “Tiene la cara hinchada, está sedado porque los dolores en la mano y en la rodilla son fuertes.

“Él ha sido modelo de protocolo, esperemos que las heridas en el rostro no dejen secuelas. La Policía desmiente el robo porque saben que las cifras de inseguridad están disparadas”, añadió la hermana.

Respecto a la bicicleta, esta fue asegurada por residentes del barrio y ayer en la mañana los parientes del domiciliario llegaron a recogerla.