Cartagena


“No han cumplido con el fallo”

Habitantes de El Golf aseguran que una constructora vecina sigue con las afectaciones a la comunidad y aún las autoridades no han atendido el caso.

NÉSTOR CASTELLAR ACOSTA

17 de septiembre de 2020 12:00 AM

Nuevamente algunos habitantes de la urbanización El Golf lanzaron quejas contra una firma contratista vecina, aduciendo que los perjuicios no han cesado. Hace poco más de dos meses, estos mismos residentes aseguraron a este medio que desde la torre en construcción aledaña caían elementos hacia sus calles, terrazas y vehículos, e incluso algunas viviendas estaban agrietadas supuestamente por el paso constante de maquinaria en la zona.

(Lea nota relacionada: “Han podido ocasionar una tragedia”: vecinos de El Golf).

En esa oportunidad, personal administrativo de la obra manifestó su extrañeza con los reclamos, indicando que varios de los compradores son residentes de dicho barrio, y que sus trabajadores cumplen a cabalidad con todos los protocolos de seguridad. “Hemos socializado con la comunidad y hemos recibido la visita de los entes de control, y hasta ahora no hemos tenido ninguna anomalía”, expresó una ingeniera.

Sin embargo, el pasado 7 de julio, un par de vecinos se fueron a las vías jurídicas porque, según ellos, los problemas persisten. “El Juzgado Quinto de Pequeñas Causas falló a favor de nosotros el 7 de septiembre y ordenó a la Alcaldía de Cartagena hacer un control estricto en la obra y vinculó a la Inspección de Policía de la zona para que verifique si se cumplen o no todos los protocolos y para que den una respuesta de fondo”, señalo Alcides Arrieta, abogado y líder comunal de El Golf.

(Lea: Cartagena registra 76 nuevos casos de COVID-19).

Según el vocero, en las calles de la urbanización siguen cayendo elementos desde arriba, restos de pintura, arena, entre otros, y recordó la vez que un disco de pulidora impactó sobre el capó de un carro particular y se le incrustó.

“El Juzgado dio tres días hábiles para el cumplimiento de la tutela, pero ya ha pasado una semana y no ha habido respuesta. Sus trabajadores a cada rato están viniendo a recoger lo que se cae, pero la idea es que nada se caiga para este lado, no debemos padecer esas cosas”, finalizó Arrieta.