No les quite los ojos de encima a los menores en las playas

25 de junio de 2019 12:00 AM
No les quite los ojos de encima a los menores en las playas
Momento en que la Policía Nacional entrega un niño a su angustiada madre. // cortesía

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Ay mi niño, ay mi niño”, eran las palabras que repetía una y otra vez una angustiada madre mientras abrazaba arrodillada en la arena a su pequeño hijo, de unos ocho años, luego de extraviarse en la playa del corregimiento de La Boquilla.

El llanto de esta mujer evidenciaba su zozobra, la cual se fue disipando mientras corría al encuentro con su pequeño, cuando dos uniformados de la Policía Metropolitana de Cartagena se lo llevaban tras encontrarlo en otro lado de la playa, solo y asustado. “Dios los bendiga, Dios los bendiga y les cuide a sus familias, gracias, muchas gracias”, expresó instantes después la mujer, quien de a poco fue recuperando la calma ya con su hijo al lado.

Este episodio ocurrió el domingo -hace dos días-, y según el reporte de la Policía Nacional, ese día se encontraron a 16 menores de edad en iguales condiciones, extraviados y llorando porque no hallaban a sus padres en medio de las multitudes que visitaban las playas de la ciudad y los corregimientos.

“Con megáfonos y sirenas a bordo de las motocicletas y cuatrimotos, los uniformados inician la búsqueda de los padres de familia, logrando su encuentro en las instalaciones de los CAI, Estaciones de Policía o los Centros de Atención al Turista (CAT)”, señaló la Policía Metropolitana de Cartagena.

¿Dónde ocurrieron más casos?

De los 16 casos, 10 ocurrieron en las paradisíacas aguas de Playa Blanca, en Barú. Allí, el domingo hubo un lleno absoluto de visitantes, por lo que los extravíos de los niños se volvieron más frecuentes que en fechas anteriores, y las búsquedas se tornaron más difíciles.

Al respecto, el comandante del Cuerpo de Bomberos, Joel Barrios, hizo un llamado a los padres de familia para que estén más atentos de sus hijos en medio de los paseos.

“Los policías y los salvavidas se apoyan entre sí y hacen llamados a través de los altavoces para dar con los padres o viceversa. Pero son situaciones embarazosas que no deben seguir repitiéndose, a los padres les pedimos que no pierdan de vista a los hijos en la arena, ni en las carpas, ni mucho menos en el agua”, sostuvo el funcionario.

Aparte de los 10 de Playa Blanca, se perdieron 4 niños en las playas de Bocagrande y otros 2 en las playas de La Boquilla. Por fortuna, en todos los casos las autoridades actuaron rápido y lograron los reencuentros.

“Ay mi niño, ay mi niño”, eran las palabras que repetía una y otra vez una angustiada madre mientras abrazaba arrodillada en la arena a su pequeño hijo, de unos ocho años, luego de extraviarse en la playa del corregimiento de La Boquilla.

(También le puede interesar: Conductor de buseta es sancionado por volarse un semáforo en rojo)

El llanto de esta mujer evidenciaba su zozobra, la cual se fue disipando mientras corría al encuentro con su pequeño, cuando dos uniformados de la Policía Metropolitana de Cartagena se lo llevaban tras encontrarlo en otro lado de la playa, solo y asustado. “Dios los bendiga, Dios los bendiga y les cuide a sus familias, gracias, muchas gracias”, expresó instantes después la mujer, quien de a poco fue recuperando la calma ya con su hijo al lado.

Este episodio ocurrió el domingo -hace dos días-, y según el reporte de la Policía Nacional, ese día se encontraron a 16 menores de edad en iguales condiciones, extraviados y llorando porque no hallaban a sus padres en medio de las multitudes que visitaban las playas de la ciudad y los corregimientos.

(Lea aquí: Miles de ciclistas y pocas ciclorrutas en Cartagena)

“Con megáfonos y sirenas a bordo de las motocicletas y cuatrimotos, los uniformados inician la búsqueda de los padres de familia, logrando su encuentro en las instalaciones de los CAI, Estaciones de Policía o los Centros de Atención al Turista (CAT)”, señaló la Policía Metropolitana de Cartagena.

¿Dónde ocurrieron más casos?

De los 16 casos, 10 ocurrieron en las paradisíacas aguas de Playa Blanca, en Barú. Allí, el domingo hubo un lleno absoluto de visitantes, por lo que los extravíos de los niños se volvieron más frecuentes que en fechas anteriores, y las búsquedas se tornaron más difíciles.

Al respecto, el comandante del Cuerpo de Bomberos, Joel Barrios, hizo un llamado a los padres de familia para que estén más atentos de sus hijos en medio de los paseos.

(También puede leer: Los estragos que dejaron las fuertes lluvias en Cartagena)

“Los policías y los salvavidas se apoyan entre sí y hacen llamados a través de los altavoces para dar con los padres o viceversa. Pero son situaciones embarazosas que no deben seguir repitiéndose, a los padres les pedimos que no pierdan de vista a los hijos en la arena, ni en las carpas, ni mucho menos en el agua”, sostuvo el funcionario.

Aparte de los 10 de Playa Blanca, se perdieron 4 niños en las playas de Bocagrande y otros 2 en las playas de La Boquilla. Por fortuna, en todos los casos las autoridades actuaron rápido y lograron los reencuentros.

Sin ahogados

Las autoridades no reportaron personas ahogadas en este puente festivo, aunque sí se registraron varios rescates en las playas, especialmente en Bocagrande, donde tres hombres fueron sacados del agua por los salvavidas.

En Manzanillo del Mar un visitante que disfrutaba de un recorrido en un denominado “gusano”, cayó al agua accidentalmente. Tuvo que ser socorrido y llevado hasta el CAP de La Boquilla, donde lo estabilizaron.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS