Cartagena


Ocupación UCI por debajo del 70%, ¿habrá cambios en las medidas?

Cartagena pasó de estar en alerta roja hospitalaria a naranja. El decreto que contempla las medidas de control al COVID-19 en la ciudad vence el 1 de agosto.

YESSICA RIVERA PORRAS

27 de julio de 2021 05:10 PM

El crítico panorama en el que se encontraban las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) de Cartagena a mediados de mayo, y que generó que se declara la alerta roja hospitalaria, ha cambiado. (Lea aquí: Declaran alerta roja hospitalaria en Cartagena)

Desde hace aproximadamente dos semanas la ocupación de estas camas ha venido disminuyendo, logrando el 19 de julio y hasta la fecha estar por debajo del 70%.

En diálogo con El Universal, Álvaro Cruz, coordinador del Centro regulador de Urgencias y Emergencias, CRUE, detalló que, a corte del 26 de julio, la ocupación de camas UCI adulto en toda la red hospitalaria de Cartagena está en 67%. Es decir, que de las 369 camas UCI que hay en la ciudad, 121 están disponibles.

Las ocupadas son 248 camas, así: 69 con pacientes positivos para COVID-19, 10 con casos sospechosos de esta mortal enfermedad y 169 con patologías distintas al COVID-19.

La baja en la ocupación de las camas UCI, sumado a la disminución en los casos positivos y las muertes por COVID-19 en los últimos días, implicaría algunos cambios en las medidas adoptadas en la ciudad durante la pandemia.

Alerta naranja

El primero es que la ciudad pasó a alerta naranja hospitalaria, luego de dos meses en alerta roja.

Al respecto, Cruz explicó que esta es una medición que funciona como un semáforo e indica el riesgo de colapso de la red hospitalaria según su ocupación. Verde (hasta 20% de ocupación) es la operación normal; amarillo (desde el 20 al 50% de ocupación) tiene un enfoque netamente preventivo; naranja (desde el 50 al 70% de ocupación) es una advertencia para intentar sostener el sistema en óptimas condiciones y tomar decisiones intermedias; mientras que rojo (más del 70% de ocupación) es un paso reactivo con el que se intenta por todos los medios alivianar el sistema.

Ocupación UCI por debajo del 70%, ¿habrá cambios en las medidas?

Con el cambio se podrán volver a realizar procedimientos de alta complejidad y cirugías que tuvieron que suspenderse por el tercer pico de la pandemia. Los centros médicos realizarán cualquier tipo de intervención, dependiendo de la capacidad de su personal y de equipos.

También se modifica la forma en que se administran las camas de hospitalización, unidad de cuidados intermedios o intensivos. Si bien durante la alerta roja el Centro Regulador de Urgencias y Emergencias tomó el control absoluto de las mismas, con el objetivo de hacer una adecuada y efectiva remisión y contrarremisión de los pacientes y ubicar todos aquellos que están requiriendo UCI, con la alerta naranja estas pasan nuevamente a ser dirigidas internamente y de acuerdo a las directivas de cada IPS.

El director del CRUE destacó que hoy en la ciudad no hay pacientes en lista de espera para una cama hospitalaria.

¿Se abrirán nuevos sectores?

Esta disminución en la ocupación UCI y el descenso del tercer pico de la pandemia también da paso a la posibilidad de abrir nuevos sectores sociales y de entretenimiento en la ciudad.

Según la Resolución 777 del Ministerio de Salud, las ciudades con una ocupación igual o menor al 85% podrán realizar eventos de carácter público o privado, lo que incluye conciertos, eventos masivos deportivos, discotecas y lugares de baile.

Al respecto, este medio se comunicó con la Alcaldía de Cartagena para conocer cuándo y cómo se adoptarían estos pilotos, teniendo en cuenta que este 1 de agosto vence el Decreto 0661, que incluye las medidas para contener el COVID-19 en la ciudad, como el toque de queda que rige durante la medianoche.

Si bien desde la administración distrital no emitieron un pronunciamiento oficial, se conoció que el alcalde William Dau Chamatt, personal de la Oficina de Jurídica del Distrito y del Dadis se reunieron para evaluar y plantear las medidas a adoptar en el próximo decreto, entre ellos la apertura de nuevos sectores. Las decisiones se darán a conocer en los próximos días.

Es de precisar que en Bogotá, que esta semana también pasó de la alerta roja hospitalaria a naranja, la alcaldesa Claudia López presentó el plan piloto para el regreso el fútbol con público, los conciertos y las discotecas.

La mandataria explicó que en el caso de los bares y discotecas, estará permitido el consumo de licor y bailar. Para los eventos masivos al aire libre, se exigirá que haya sitios para la venta de alimentación que eviten las aglomeraciones y garantizar zonas para el lavado de manos con disponibilidad de agua y jabón.

En cuanto a los escenarios deportivos y culturales, se deberá contar con el número de baterías sanitarias y de lavado de manos suficiente de acuerdo con el aforo; tener venta de boletería por medios digitales con el fin de evitar la presentación impresa al ingreso del lugar; evitar el consumo de alimentos y bebidas alcohólicas, así como organizar a los asistentes por grupos familiares o de amigos.

  NOTICIAS RECOMENDADAS