Omaira Sánchez ya se convirtió en barrio

17 de julio de 2019 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Hace siete años Omaira Sánchez dejó de ser un sector de La Candelaria. Ahora es el barrio más joven de la zona suroriental de Cartagena.

Pero, a pesar de esa juventud, sus líderes comunales continúan enfrentando problemas que se originaron cuando estaban bajo la dirección de la Junta de Acción Comunal de La Candelaria.

Aunque residentes y gestores cívicos dicen sentirse orgullosos de tener el mejor polideportivo de la ciudad y de ser la cuna de destacados deportistas, sobre todo en el béisbol, también se sienten abrumados por inconvenientes que debieron solucionarse años atrás.

Entre esos problemas están las malas condiciones físicas en que se encuentra la Institución Educativa Omaira Sánchez Garzón, cuyas paredes de cerramiento muestran grietas que la hacen peligrosa tanto para los estudiantes como para los transeúntes.

Mario Peñaranda Reyes, presidente de la Junta de Acción Comunal, afirma que ese mal estado de las instalaciones, sumado que no tiene espacios recreativos, ha redundado en la reducción de la población estudiantil, que ya había empezado a retirarse cuando pertenecía a La Candelaria debido a los continuos enfrentamientos entre pandillas.

“Aquí venían estudiantes de otros barrios de la zona suroriental, los cuales alcanzaron a sumar los dos mil. Ahora creo que no llegamos ni a los ochocientos”, dice el trabajador comunitario, quien afirma que ya su grupo no sabe a cuáles estrategias recurrir para llamar la atención del Distrito, pues ya se han enviado comunicados, organizado plantones, suspensión de clases y bloqueos viales, pero la situación no cambia.

Según Peñaranda Reyes, el plantel está a punto de una emergencia sanitaria debido a que los baños no funcionan, “y eso hace que muchos niños del barrio se pongan en peligro, porque tienen que matricularse en colegios de otros barrios a los cuales deben acceder cruzando la avenida Pedro Romero y la vía Perimetral, que son de alto tráfico vehicular y con algunos brotes de inseguridad”.

No obstante las dificultades para que niños y jóvenes accedan a la educación, los residentes afirman que están tranquilos porque, gracias al polideportivo, se superaron las riñas entre pandilleros, ya que los jóvenes pueden llenar su tiempo vacío practicando béisbol, microfútbol y baloncesto.

Omaira Sánchez cuenta con doce calles, de las cuales solo tres están pavimentadas, falencia que ya está en conocimiento de la Secretaría de Infraestructura del Distrito, sobre todo en lo referente a dos que se inundan, siendo la más crítica la carrera 44B, cuya falta de drenajes pluviales afecta a más de veinte viviendas y a los estudiantes de la Institución Educativa Omaira Sánchez Garzón.

En las mismas condiciones está el canal San Pablo que, atascado por el sedimento y las basuras, no soporta las corrientes de aguas lluvias y se rebosa hacia las viviendas aledañas antes de desembocar en la ciénaga de la Virgen.

La mayoría de los habitantes, quienes viven de la economía informal, consideran que deberían replantearse las facturaciones que les llegan por concepto de la energía eléctrica, “ya que son exageradas. Es muy raro que se nos vaya la luz o que haya fluctuaciones repentinas, como en otros barrios. Pero parece que a la empresa se le olvida que somos estrato uno y que no podemos pagar facturas de 200 y hasta 250 mil pesos”.

Otros puntos

Omaira Sánchez pertenece a la Localidad 2, está clasificado como estrato uno, tiene 3.500 viviendas y 5 mil habitantes.

Sus vecinos: avenida Pedro Romero, La Candelaria, Camino del Medio, vía Perimetral, Líbano, Boston y La Esperanza.

El sentido de pertenencia brilla por su ausencia.

Entidades públicas y privadas brindan capacitación a amas de casa en emprendimiento y conocimientos académicos.

La carrera 40A carece de alcantarillado, pero sus residentes lo pagan en la factura del agua.

Por la falta de alcantarillado, los malos olores y los mosquitos están afectando a la población infantil.

El barrio tuvo puesto de salud hasta el 2004.

Se necesita atención en urgencias, ya que la población de ancianos y niños es alta.

El transporte público es excelente.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS