Cartagena


Operadores piden a Transcaribe asumir riesgo de recaudo

Según los concesionarios de operación, con las dos veces que se suspendió el cobro de pasajes se configuró otro riesgo contemplado en los contratos. Transcaribe aún no responde.

HYLENNE GUZMÁN ANAYA

25 de mayo de 2021 12:00 AM

En los dos últimos meses de operación del Sistema Integrado de Transporte Masivo (SITM) el servicio ha sido gratis en dos periodos: uno del 20 de marzo hasta el 1 de abril y el otro desde el 19 de abril hasta el viernes 21 de mayo.

En este segundo lapso, el sistema redujo su validación de pasajes hasta en un 99,8%, es decir, en un día solo pagaban cerca de 140 usuarios.

Para los concesionarios de operación (Sotramac y Transambiental), esto condujo a que se concretara uno de los riesgos contemplados en los contratos: el de la disponibilidad de medios de pago, y Transcaribe aún no ha asumido lo que le corresponde.

La operación no se suspendió en ningún momento, por lo que los operadores continuaron prestando el servicio a la ciudadanía sin saber cuál era el plan de contingencia por parte de Transcaribe.

“La contingencia continúa, pues los usuarios no tienen cómo recargar sus tarjetas en los barrios. Según la matriz de riesgo, Transcaribe debe responder por todo si se materializa ese evento allí descrito”, explica Sebastián Nieto, gerente de Sotramac.

Este riesgo se expresa en el anexo 5 de los contratos así: “Variación de la demanda por externalidades relacionadas con las preferencias del consumidor por condiciones relacionadas con la disponibilidad del medio de pago, red de venta, información al usuario”, y se asigna 100% a Transcaribe.

A medida que se hacen realidad los riesgos, se altera el equilibrio financiero del sistema, el cual cojea hace varios meses por diversos problemas estructurales como el ajuste a la tarifa, aportes al fondo de chatarrización y control al transporte informal.

“En virtud de la materialización del riesgo de demanda, solicitamos a Transcaribe que remuneren todos los ingresos que le corresponden por los kilómetros ejecutados y por los pasajeros pagos que dejó de recibir el sistema, ya que el concesionario ha dado estricto cumplimiento a su instrucción de continuar en la prestación del servicio”, se especifica en un documento conocido por El Universal.

Adicional a esto, los concesionarios reiteran a Transcaribe que los compense por los perjuicios que sean causados mientras se mantenga el riesgo de demanda en dichos términos.

Así se dio la gratuidad

La primera gratuidad se dio cuando Dataprom suspendió por completo el recaudo por falta de garantías, y la segunda cuando Colcard interrumpió el cobro de pasajes en las estaciones, al parecer por deudas con la empresa de transporte de valores, dejando a los usuarios sin posibilidad de recargar sus tarjetas.

Pese a que Transcaribe saldó la deuda del 2020 con Colcard por $1.937 millones para que reanudara el recaudo, falta que Colcard salde la deuda con Supergiros para activar los puntos de recarga en los barrios.

Solicitudes
Entre los requerimientos realizados a Transcaribe están: cómo asumirá Transcaribe el costo de la operación del sistema mientras perdure la materialización de este riesgo, cuál será el monto de los recursos que se apropiarán por Transcaribe para compensar a los concesionarios y de dónde saldrán esos recursos para compensar a los concesionarios. Este medio se comunicó con la gerente de Transcaribe, María Claudia Peñas, para conocer qué implicaciones traería asumir este riesgo, sin embargo al cierre de esta edición no hubo respuesta.
  NOTICIAS RECOMENDADAS