Cartagena


Ordenan demolición parcial de un inmueble en Manga

REDACCIÓN FARÁNDULA

20 de diciembre de 2012 12:01 AM

La construcción nueva de dos pisos que se levanta en el sector El Trébol, en la esquina de la Cuarta Avenida de Manga (Calle 29) con Carrera 22, será intervenida por la Alcaldía de la Localidad Histórica y del Caribe Norte.
En ese despacho distrital existe ya una resolución que ordena la demolición de las áreas de esta edificación que violan la normatividad urbanística, al estar por fuera de lo reglamentado.
Al parecer la parte comprometida de este predio es la estructura elevada que hace frente hacia la Cuarta Avenida, porque excedería los límites sobre el anden, es decir, no se ajusta al área de construcción autorizada por la Curaduría Urbana Nº 2.
Una fuente de la Alcaldía Local 1 consultada sobre este tema señaló que la resolución contempla una orden de demolición y una multa económica contra los copropietarios del inmueble, sin embargo no dio detalles sobre las partes comprometidas del predio en cuestión.
Explicó se está en proceso de notificación a los dueños de la obra y a la Personería Distrital, y que contra esa disposición cabe un recurso de reposición por parte del propietario, el cual se resuelve con otra resolución que emita el despacho distrital, ya sea revocando la resolución, corrigiendo un defecto en la  determinación o simplemente confirmando la orden de demolición.  
En caso de que el implicado no quede conforme o que la Alcaldía Local 1 confirme la sanción, entonces el afectado podrá interponer un recurso de apelación, que debe ser resuelto por la Oficina de Control Urbano de Planeación Distrital, que entonces tomará una decisión definitiva.
En septiembre pasado, cuando esta edificación estaba en construcción hubo las primeras objeciones a este proyecto por parte de ciudadanos que alegaban que la parte elevada de la construcción no guardaba la línea colindante que mantenían todos los demás inmuebles de la acera que confluye en la esquina del sector El Trébol.
Dora Giraldo, copropietaria de la obra, en respuesta a lo anterior aseguró en su momento tener en regla toda la documentación del proyecto, y añadió que los papeles estaban disponibles para cualquier persona que quisiera revisarlos o contrastarlos.