Cartagena


Pagar el transporte público en el recibo de la luz, ¿conviene a Cartagena?

La propuesta del Gobierno consiste en pagar una cuota en el recibo de la luz para usar el transporte público masivo. El Universal consultó a expertos.

JULIE GONZÁLEZ ORTEGA

05 de septiembre de 2023 12:00 AM

El pasado 2 de septiembre el presidente Gustavo Petro, a través de su cuenta de X (antes Twitter), presentó una propuesta para las ciudades con transporte público masivo.

“¿Y si pagáramos a través de una pequeña cuota en la factura de la luz el transporte público cada mes y nos diera derecho a subirnos en cualquier bus todos los días y durante el tiempo que sea? Sería aparentemente, y realmente para muchos, un transporte gratuito, y su pago real estaría distribuido en toda la sociedad de las ciudades respectivas con el peso que se le da a los estratos de las facturas”, trinó el presidente.

La propuesta hizo eco en ciudades como Bogotá, Medellín, Cali, Bucaramanga, Pereira, Barranquilla y por supuesto Cartagena, que son aquellas que cuentan con sistemas de transporte público masivo.

Lea aquí: ¿Nuevo impuesto para los recibos de la luz? Cuestionan propuesta de Petro

“Se podría establecer fácilmente un subsidio al transporte para estratos débiles económicamente y se acabaría la evasión en el sistema”, agregó el presidente.

La idea también fue respaldada por el ministro de Transporte, William Camargo, quien aseguró que “la propuesta del presidente es viable técnica y jurídicamente”. “Traería importantes beneficios para mejorar sistemas de transporte público urbano y así también la movilidad y calidad de vida en las ciudades”, afirmó. El ministro indicó que hoy las ciudades enfrentan un déficit financiero en sus sistemas de transporte masivos, por lo que con esta contribución, que se haría a través de la factura de energía, se podría aportar a la solución de este problema, pues se eliminan los costos de recaudo y se fortalece el servicio de transporte con provisión universal y asequible.

“Por ejemplo, Cartagena con 260 mil hogares (de 4,1 personas en promedio) y 290 mil predios, con pago promedio anual por predio de $758 mil, cada persona pagaría aproximadamente $16 mil mensuales por uso del servicio, fortaleciendo el transporte público y con una mejor asignación”, explicó Camargo.

El impacto en la Costa
Ramón Torres Ortega, ingeniero civil con maestría en vías terrestres, explicó que en todo el mundo se subsidia el transporte público; sin embargo, se debe revisar, según las condiciones de cada ciudad, cómo se debe dar la contribución de los ciudadanos.

“En el caso de la Costa Caribe, donde están los sistemas de transporte masivo de Cartagena y Barranquilla, pagamos servicios de energía muy costosos en comparación con las ciudades del interior del país, por nuestras condiciones climáticas particulares. Por eso, el pago podría aplicarse no basado en los costos de la energía, sino que se podría buscar otra alternativa. Hay que analizar lo que más le conviene a la ciudadanía porque los costos nuestros son muy elevados”, manifestó.

La idea del presidente consiste en pagar una cuota en el recibo de la luz para usar el transporte público masivo.

Torres agregó que la propuesta necesita de estudios y análisis para poder implementarse y así mismo, debe garantizar que el servicio sea de calidad.

“No tiene ningún sentido pagar por un transporte público que no tenga calidad. Cuando se subsidia hay unos recursos adicionales que conducen a que la tarifa baje y el servicio mejore. Esto debe apostar también a que el sistema lo use todo el mundo, sin importar los estratos socioeconómicos, es decir, que beneficie a todos y no a un estrato específico”, indicó.

De esta manera, el experto aseguró que se debe procurar que cada vez más personas se animen a movilizarse en el transporte público masivo, pero para esto debe existir calidad.

Los interrogantes
Por otro lado, Holman Ospina-Mateus, quien es doctor en ingeniería y docente, indicó que antes de implementar una medida como esta es necesario identificar las causas del déficit que tiene el sistema de transporte masivo, que en el caso de Cartagena, es Transcaribe.

“Si las condiciones de calidad y cobertura no logran satisfacer a los cartageneros, estos podrían considerar otras alternativas de movilidad, como el transporte informal. Por lo tanto, esta idea plantea nuevos interrogantes: ¿Cuál sería el monto económico por cubrir? ¿Se cubriría el déficit total o solo un complemento? ¿El costo se distribuiría equitativamente o estaría relacionado con el estrato o consumo”, cuestionó.

El experto manifestó que para poder implementar esta idea se requieren estudios básicos que determinen su viabilidad en términos de los costos que se podrían cubrir y si estos proyectan la cobertura del déficit del sistema.

Desde hace varios años Transcaribe viene arrastrando un déficit financiero que ha impedido mayores inversiones en el sistema.

Indicó que también debe tenerse en cuenta, en caso de que la medida tenga éxito, si Transcaribe está preparado para el crecimiento de los usuarios y cuál sería el impacto en las personas dedicadas al transporte informal.

“La idea debe garantizar que se apoye económicamente en el déficit y que aquellos que tengan capacidad de pago puedan contribuir a la operación y el sostenimiento del sistema. Se debe tener en cuenta que el servicio de energía es uno de los más costosos y con mayor carga administrativa en su recaudo. Esto podría causar un rechazo colectivo al evidenciar que su valor económico aumenta por causas ajenas al servicio mismo”, indicó.

Ospina-Mateus resaltó que por esto en algunos contextos internacionales se recomienda cargar estos aportes directamente en impuestos y servicios comunales como prediales, declaraciones, valorizaciones, entre otros.

Por el momento, desde el Ministerio de Transporte indicaron que esta solo es una propuesta y que continuarán explorando alternativas.

“Vale la pena analizar”: Dau

El alcalde de Cartagena, William Dau, también se pronunció sobre la propuesta del presidente Petro. “Considero que es una idea novedosa y creativa que vale la pena estudiar y analizar de acuerdo a lo que vayan diciendo los expertos y la ciudadanía en general, sin embargo, para que el servicio sea gratuito no se puede pensar en una pequeña cuota sino en mucho más dinero, y eso no va a acorde con el bolsillo de los ciudadanos”, dijo el mandatario.

Dau indicó que le parece buena la idea de cobrar una módica cuota que pueda alimentar el Fondo de Estabilización Tarifaria (FET), que es la diferencia entre el costo real de la operación y lo que se recauda por pasaje, esto con el fin de garantizar la subsistencia del sistema.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS