Cartagena


¿Para qué se desvía el tráfico por el Líbano? Comunidad protesta

2 cierres de la Policía en vías principales de Cartagena hacen que el tráfico se tenga que desviar por las calles del Líbano. Los vecinos protestan con bloqueo de vías.

MANUEL FERNANDO HERRERA FIGUEROA

26 de abril de 2020 08:05 PM

La comunidad del barrio República de Líbano sector central, Localidad 2 de Cartagena, continúa sin entender por qué hace más de un mes la Policía implementó una serie de cierres vehiculares que han obligado a que el tráfico tenga que cruzar obligatoriamente por las vías de su barrio, las cuales no están diseñadas para ese volumen de tráfico. Por su parte, las familias que habitan la zona, entre ellos varios adultos mayores, se quejan también por no poder descansar a ninguna hora debido a la cantidad de automóviles que transitan.

En medio de la emergencia sanitaria por COVID-19 y ante la falta de claridad sobre la medida de tránsito implementada en sus calles, varios habitantes del Líbano han decidido bloquear las vías, entre ellas la calle Salim Bechara, una calle canal con más de 30 años de construida, no solo para impedir el transito de automóviles, sino para protestar por lo que ellos consideran un verdadero perjuicio para el sector.

Por medio de estos bloqueos, los vecinos muestran su malestar con la invasión del espacio de la que son víctimas, buscando impedir que, tanto el tráfico pesado como el liviano, se adueñe de las calles de su sector. Por su parte, el presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio, el profesor Manuel Batista Jinete, hace un llamado a las autoridades para que al menos los escuchen, ya que en ningún momento fueron consultados sobre la medida.

La Policía Metropolitana de Cartagena tomó, de manera unilateral, la decisión de cerrar las avenidas Pedro Romero, que se intercomunica con la Cordialidad, a la altura de la Institución Educativa Foco Rojo, y la Pedro de Heredía, en el sector de los Cuatro Vientos. Por esta razón, los vehículos que vienen de la bomba del Amparo hacia el Centro, deben desviarse por la Urbanización Castillete, tomar la rotonda y entrar al barrio Líbano central para que, luego de transitar por sus calles sin ningún control, puedan empalmar nuevamente con la Pedro de Heredia. Por su parte, los que vienen del Centro, para poder continuar hacia la Cordialidad, debido al cierre con tabaqueras ubicado frente a la institución educativa Foco Rojo, también deben hacer transito por las vías del barrio, las cuales ya presentan daños ante el alto flujo vehicular, particular y público”.

Ante el desorden notorio que ha generado la medida que, según los vecinos, ha ocasionado daños en vías y andenes, así como intranquilidad en sus habitantes, se comunicaron con el Secretario del Interior de la ciudad, David Múnera, así como con el subdirector operativo del Tránsito, quienes les respondieron que estas acciones no son de su responsabilidad y que fue la Policía quien tomó la decisión.

La comunidad ha tratado de encontrar respuestas con las autoridades del CAI Perimetral, pero ante la falta de explicaciones, el viernes 24 de abril radicaron un derecho de petición, ante el mismo CAI, para que con la comunidad puedan llegar a un acuerdo sobre la conveniencia o no de las medidas que tomaron sin tener en cuenta a quienes viven en la zona (vea imágenes del derecho de petición arriba).

¿Cómo se toman este tipo de medidas? ¿Para qué? ¿Qué solución traen para Cartagena? Son varias de las preguntas que tenemos. La determinación que se tomó nacionalmente de hacer prohibiciones que ayuden a la medida de aislamiento social, son para las personas y no para los vehículos. Con estos cierres sin sentido de avenidas se generan trancones e intranquilidad en los habitantes del sector. Esperamos que la Policía nos pueda explicar por qué tomaron ese tipo de decisiones que nos afectan directamente”. (También puede leer: EPA Cartagena ordena remoción de infraestructura en Arroyo Matute)

Estaremos atentos a la respuesta que den las autoridades competentes sobre el por qué fueron instalados estos puntos de control en la zona, y sobre cómo pueden ubicarlos en otro punto que no genere perjuicios para comunidades como la del Líbano central.