Cartagena


Pasacaballos también sufrió los estragos de la lluvia

Mientras en el puesto de salud los médicos seguían atendiendo a sus pacientes con muchas goteras cayendo en el consultorio, otras familias subían sus enseres para evitar que se mojaran.

WENDY CHIMÁ P.

21 de noviembre de 2020 12:00 AM

Miren cómo está el puesto de salud de Pasacaballos, llueve más adentro que afuera”, es lo que dice una mujer que espera atención médica en este lugar, mientras con su teléfono celular graba los estragos que la lluvia hace en este centro asistencial.

Según pudo conocer El Universal, esta grabación fue realizada el pasado fin de semana, días en que la tormenta tropical Iota pasaba por la ciudad dejando inundaciones en diferentes sectores, y en este corregimiento dejó al descubierto una vez más las malas condiciones en que se encuentra este puesto de salud, el cual necesita una atención prioritaria, sin embargo, a la fecha no ha sido posible obtenerla. Y además, sacó a relucir la falta de arreglo en las vías y de limpieza en los canales que bordean este corregimiento. Muchas familias se vieron afectadas.

¿Y el hospital?

En el video que El Universal conoció, se ve a una señora con un vestido sentada en una silla plástica sosteniendo un paraguas negro para protegerse de la lluvia, mientras frente a ella se ve al doctor atendiéndola, sin importar las condiciones.

En el consultorio en que se encuentran, se ven las paredes totalmente mojadas, mientras del cielo raso de icopor caen grandes gotas de agua cerca de estas personas. Esta misma situación, al parecer se presentó en otros lugares de este puesto de salud.

¿Cómo es posible? ¿En realidad esas son las condiciones de este lugar?, sí. Segismundo Acosta, perteneciente al comité de salud de la JAC y de la consejería de salud del consejo comunitario de Pasacaballos, contó que “efectivamente esas son las condiciones en que se encuentra el puesto de salud, por eso hemos estado insistiendo en tener el hospital, pues esta infraestructura ya está muy deteriorada, a pesar de que últimamente le han estado haciendo retoques, detalles, pero no es lo mismo que tener uno nuevo o reparar la infraestructura para el beneficio de todos”.

Según señaló el líder, los pequeños detalles que le han hecho a este lugar han sido porque “la Defensoría del Pueblo y la Personería han estado viniendo para intervenir con pintura, haciendo rellenos en los puntos afectados y otras obras sencillas”.

En julio de este año se conoció que Pasacaballos tendría un hospital de segundo nivel, el cual sería construido un 70% con donaciones de Ecopetrol, mientras que el Distrito aportaría el 30% restante, más la asesoría técnica en cuanto a infraestructura y desde el Dadis sobre lo que se necesita para la dotación, mientras que a la comunidad de este corregimiento le correspondía adquirir el predio que fue seleccionado para tal fin, sin embargo, esto no se ha dado. (Lea aquí: Hospital de Pasacaballos, cerca de ser una realidad)

“Estamos en ceros, pues los primeros lugares que habíamos encontrado no estaban con los metros que se habían planteado, después encontramos uno que es privado y el cual cumplía con casi todos los requisitos, sin embargo, por conflictos internos no se pudo concretar la compra, así que seguimos con este puesto de salud que no da abasto”, explicó Acosta. Muchas de las personas que van buscando atención o a cumplir con alguna cita médica, deben esperar afuera del lugar, pues con dos o tres personas el sitio ya está lleno.

Otras afectaciones

Los residentes de los sectores Jorge Eliécer Gaitán y El Progreso de Pasacaballos fueron algunos de los afectados por las lluvias de Iota. Sus calles llenas de barro y con pavimentos inconclusos, hicieron que la comunidad tuviera que salir de sus viviendas a refugiarse donde familiares y amigos, y aquellos que no tuvieron ese privilegio, les tocó buscar la forma para poder subir sus enseres y tratar de esperar que el agua bajara.

“Aquí tuvimos que sacar a un vecino por el techo, el agua le estaba llegando al pecho”; “el agua subió casi un metro”, “nos tocó salir como pudimos para buscar refugio”; fueron los comentarios que hicieron algunos de los residentes, mientras que los habitantes de la calle 12 del sector El Progreso aseguraron que el agua lluvia se mezcló con las aguas servidas que a diario pasan por esta calle inconclusa.

“Queremos que se apersonen de esta situación y vean cómo vive la comunidad, este pavimento no lo terminaron y es necesario que se concluya, pues por esta calle también se conecta a Barú”, dijo un residente.

El Universal conoció que la Oficina Asesora de Gestión del Riesgo de Desastres de Cartagena ha estado haciendo la caracterización de las personas afectadas por las lluvias en Pasacaballos. Con relación al caso del puesto de salud, desde el Distrito indicaron que harán una visita al lugar.

Sin manjoles
Desde el año pasado esta comunidad está esperando que los manjoles de la calle del puerto, ubicada justo al lado de la inspección de policía, sean arreglados, pues están en toda la entrada de una calle que sirve como vía alterna para descongestionar la principal.

TEMAS