Patos y delfines se toman los cuerpos de agua de Cartagena

04 de abril de 2020 10:00 AM
Patos y delfines se toman los cuerpos de agua de Cartagena
Se podría decir que el caño Juan Angola es la columna vertebral del sistema hídrico de Cartagena. // Captura de video

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Los ecosistemas de Cartagena siguen respirando por cuenta de la cuarentena instaurada por las autoridades para evitar la propagación del coronavirus.

En la mañana de este sábado se dio a conocer un video en el que se observa a varios patos y garzas alimentándose de cardúmenes en el caño Juan Angola. Según la persona que grabó el clip, esta escena no se había visto en el cuerpo de agua hace años.

“Que bonita esta fauna. El caño está respirando, los animales se sienten dueños de su hábitat. Nosotros somos los que hemos destruido esta tierra”, dijo el residente de la zona.

Y es que el caño Juan Angola, que su cauce conecta a la bahía con la ciénaga de La Virgen, se ha venido deteriorando en los últimos a la vista de todos. Invasiones, sedimentos, contaminación y vertimiento de aguas residuales son sus principales problemáticas. (Lea aquí: El Juan Angola sigue buscando su solución integral)

Sin embargo, estos más de 15 días de aislamiento que viven los cartageneros han impactado positivamente al cuerpo de agua.

El ambientalista Rafael Vergara, coordinador del Ecobloque, calificó el episodio como hermoso y sostuvo que nuestro confinamiento disminuye los peligros a la naturaleza.

Aseguró que el reverdecimiento de las zonas y la reducción en los gases de invernadero en el marco de esta pandemia debe llevar a los cartageneros a concientizarse sobre el impacto que ejercen en el medioambiente. “Esto nos tiene que llevar a comprender que el modelo en el que estamos viviendo no es sostenible, tenemos que cambiar nuestra manera de producir. Esta situación nos muestra que hay otra pandemia que no podemos seguir ignorando y es la del cambio climático, tenemos que pensar en eso”, indicó Vergara.

Delfines en la bahía

Estos efectos positivos de la cuarentena se han visto reflejados en otros ecosistemas de la ciudad. Este sábado también se vieron delfines nadando por la bahía de Cartagena ante las restricciones para la circulación de embarcaciones que fueron impuestas.

Por otra parte, Playa Blanca, que permanece cerrada al público, también ha tenido un respiro de la explotación constante a la que es sometida por parte de los humanos. (Lea aquí: Playa Blanca por fin tiene su anhelado descanso)

“Esto se debe a que los niveles de contaminación están bajando considerablemente por el cierre de las actividades humanas. El descenso de la cantidad de desplazamientos en vehículos a motor, la disminución de la producción industrial y el consumo, se traduce en menos contaminación, aguas más limpias y cielos más claros. Por supuesto en Barú, Playa Blanca y otros sectores, las especies también van a comenzar a tomar sus territorios ancestrales”, señaló el ambientalista George Salgado a El Universal hace unos días.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS