Cartagena


Pescadores protestan por dragado en la bahía

RUBÉN DARÍO ÁLVAREZ P.

16 de enero de 2018 12:00 AM

Desde las 7 de la mañana hasta las 12 del mediodía de ayer, los pescadores de la bahía de Cartagena protagonizaron una protesta en ese cuerpo de agua en contra de la empresa Algranel S.A.

Las instalaciones de la mencionada empresa están cerca del sector La Cuchilla, del barrio El Bosque, desde donde los manifestantes partieron en sus embarcaciones hasta rodear una draga que, según ellos, los está afectando seriamente.

Explicaron que se vieron en la necesidad de organizar la marcha, debido a que la empresa está ampliando su muelle, pero no ha socializado con ellos los pormenores de esos trabajos.

Walter Batista Ospino, asesor jurídico de la “Organización de Pescadores de La Cuchilla”, contó que en la protesta participaron, además, pescadores  del Barrio Chino, El Zapatero, Albornoz y la zona insular.

“Sin embargo --anotó--, los principales afectados son los de La Cuchilla, el Barrio Chino y El Zapatero”.

Nelson Chiquillo Meléndez, el presidente de la Asociación de Pescadores de La Cuchilla, dijo que “los dragados son la muerte de las zonas de pesca, porque se llevan el fondo marino y las piedras y no nos compensan ni nos socializan esos proyectos”.

Se refirieron también a la porción de tierra enmontada llamada Isla de Chivos, la cual, de acuerdo con los pescadores, podría desaparecer por el desgaste que le reportan los dragados y se perdería un importante regulador de corrientes marinas.

Luis Robles Polo, de la Asociación de Pescadores del Barrio Chino, pidió que “las autoridades tomen cartas en el asunto, porque cuando empiezan los dragados lo primero que se afectan son los peces, después revuelven el agua y están acabando con los corales”.

Wilman Herrera Imitola, abogado de los pescadores de la bahía, dijo creer que la presunta ampliación del muelle del Algranel generará obstáculos para los pescadores, “porque cuando lleguen los buques no dejarán espacio para las pequeñas embarcaciones”.

Desde las 3:24 hasta las 4:51 de la tarde de ayer, El Universal intentó comunicarse con Libardo Viasús, jefe de mantenimiento y obras de la empresa Algranel S.A., pero no fue posible porque, según él, estaba ocupado en una reunión.

 

  NOTICIAS RECOMENDADAS