Plan Distrital de Gestión de Riesgos: esperando el POT

02 de septiembre de 2019 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Para evitar catástrofes, permitir el desarrollo sostenible y disminuir la pérdida de vidas en casos de emergencias, se creó en el 2013 el Plan Distrital de Gestión de Riesgo (PGDR), el cual "define las estrategias que orientarán las acciones tendientes a reducir los riesgos de desastres por efectos de eventos naturales o antrópicos en el Cartagena", según reza el documento.

El plan era un estudio exhaustivo de la distribución de las amenazas que afectaban a los habitantes del Distrito e identificaba problemas de suelo, inundaciones, remoción en masa, erosión y focos de contaminación, entre otros.

A la fecha, la situación de Cartagena ha cambiado y el PGDR se encuentra desactualizado; sin embargo, modificarlo por ahora es imposible, puesto que el documento debe sincronizarse con los resultados que arrojen los estudios del Plan de Ordenamiento Territorial (POT).

"Ese documento es fundamental para establecer cuáles zonas son de riesgo mitigable y cuáles no, lo cual nos permite definir las políticas locales en materia de prevención y manejo de emergencias", explica Franklin Cumplido Campo, miembro de la Oficina Asesora de Gestión del Riesgo y Desastres.

El último POT fue publicado en el año 2001 y debía cambiarse 12 años después, en el 2013, pero la muerte del exalcalde Campo Elías Teherán aplazó ese proceso y marcó el principio de la crisis de gobernabilidad de la ciudad. Aunque la Alcaldía adelantó medidas para actualizarlo en el año 2016 a través del Fondo Financiero de Proyectos de Desarrollo (Fonade), la empresa realizó un trabajo deficiente, por lo que el Distrito se vio obligado a iniciar los trámites de liquidación del contrato.

Lo que se debe actualizar

De acuerdo con Cumplido Campo, el nuevo PGDR profundizaría en las llamadas "amenazas tecnológicas", contingencias asociadas al desarrollo industrial y a la presencia de maquinaria pesada, como las explosiones, las nubes de gases y los derrames de petróleo: "Es importante incluir el catálogo de riesgos tecnológicos de Cartagena en la próxima edición, porque fue un tema que poco se abordó en el 2013 y la ciudad ha crecido en ese sentido".

Para mantenerse al día y conocer la situación de los barrios de Cartagena, la Oficina de Gestión de Riesgo se ha realizado una serie de mesas de trabajo con las Juntas de Acción Comunal. "Estas reuniones se hacen en preparación para los nuevos documentos. De manera diaria, nuestra entidad hace sensibilizaciones y campañas de concientización en los barrios más vulnerables. Según nuestras cifras, en lo que va del año hemos concientizado alrededor de 8.000 personas".

Como lo explica el secretario de Planeación, Iván Castro Romero, para redactar un nuevo PDGR "hay que hacer estudios básicos de identificación de riesgos que aplican para todos los POT, como es el caso de las inundaciones. Luego vienen una serie de estudios complementarios según las particularidades del área investigada, que para el caso de Cartagena serían problemas de diapirismo, erosión costera y aumento del nivel del mar, entre otros".

Además, "los planes de gestión deben ser revisados y actualizados periódicamente. Cuando se presente alguna calamidad pública, se identifique un escenario de amenaza nuevo, o se tomen acciones para mitigar las que existen, se deben realizar las respectivas actualizaciones y aprobaciones", según lo expresado a El Universal por la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres.

Peligros latentes

Los principales riesgos que afronta Cartagena son los "deslizamientos en las zonas de ladera y problemas por inundaciones en las tres localidades del distrito", afirma Franklin Cumplido. Zonas como las faldas de La Popa, Alameda la Victoria, El Pozón y Policarpa están entre las afectadas. En algunas se han tomado medidas importantes, pero hay amenazas que siguen presentes, sea por la acción de los seres humanos o de la naturaleza.

El 18 de octubre de 2011, El Pozón fue el escenario de un aluvión causado por las aguas que bajaron desde Turbaco debido a la temporada invernal. El hecho dejó cientos de casas destruidas y de familias damnificadas. La instalación de los caños Limón y Hormiga sirvió para mitigar este problema, pero el barrio sigue inundándose en algunos sectores.

"Nos dijeron que ya no somos una zona de alto riesgo, pero nosotros no estaremos seguros de eso hasta que la naturaleza actúe", afirma Yodela Puerta Caro, presidenta de la Junta de Acción Comunal de El Pozón. "Hay gente que no tiene dónde vivir y que ahora está instalada junto a los caños. Desde el 2011 no hemos tenido un aguacero grande, pero no sabemos qué pasará si en un futuro vuelve a caer una cantidad de agua parecida".

Ante este tipo de situaciones, Franklin Cumplido recuerda que los ciudadanos también contribuyen en la gestión del riesgo: evitando construir en lugares que representen amenazas, siguiendo estándares de seguridad en sus empresas o previniendo focos de infección, entre otras medidas. "Es algo que le corresponde a todos los sectores de la sociedad", señaló.

Fonade era una "empresa industrial y comercial del Estado de carácter financiero, vinculada al Departamento Nacional de Planeación" y que se encargaba de brindar asesoría en proyectos de desarrollo. Fue reemplazada por la Empresa Nacional Promotora del Desarrollo Territorial (ENTerritorio) luego de que la Fiscalía revelara un grave escándalo de corrupción en su interior.

En el 2016, el Distrito de Cartagena contrató los servicios de la empresa para que ayudara con la realización de los estudios del POT. Fonade debía entregar 17 documentos, de los cuales se revisaron cinco. La Secretaría de Planeación encontró serias deficiencias e incoherencias en el trabajo de Fonade, particularmente temas de gestión del riesgo, y rechazó los productos.

El Distrito se encuentra en la fase de liquidación del convenio y espera recibir respuesta de ENTerritorio, que incumplió a todas las citaciones formales que le hicieron mientras seguía siendo Fonade.

A través de un comunicado, el alcalde Pedrito Pereira Caballero citó a la empresa el 2 de septiembre, advirtiendo que su ausencia injustificada "dará por entendido su no disposición a liquidar bilateralmente el convenio y dará lugar a que el Distrito haga la liquidación de forma unilateral".

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS