Cartagena


Polémica por festival de música electrónica en Cartagena

La Secretaría del Interior dijo que el evento cuenta con todos los permisos. El festival tiene un aforo de tres mil personas.

Desde hace varias semanas los residentes de Cielo Mar y Morros, sectores que se encuentran en la zona norte de la ciudad, vienen denunciando las fiestas sin control e interminables rumbas que perturban su tranquilidad, especialmente en el establecimiento denominado Azul Beach Club.

“La molestia que tenemos es por los altos volúmenes de música durante casi todas las noches. Esa problemática nos está afectando a todos los vecinos del sector”, dijo un morador del edificio Morros Vitri. (Lea: Zona norte lanza SOS por “incontrolables fiestas” en La Boquilla)

Molestias por festival

A las denuncias de rumbas sin control se le suma la realización de un festival de música electrónica en el sector de Blas El Teso. “Estamos sorprendidos por el montaje del evento. Nos preocupa que el ruido de los conciertos que se extenderán hasta la madrugada no nos dejen dormir”, agregó una residente del edificio Mistral.

Reciba noticias de El Universal desde Google News

Habitantes de condominios están inconformes porque este tipo de eventos no solo perturbarían la tranquilidad de ellos, sino la de los turistas que se encuentran en hoteles del sector.

“Hay que tener en cuenta que en esta zona también hay turistas que vienen a descansar y lo que se van a encontrar es una rumba extendida hasta el domingo. En las noches esto se volverá incontrolable”, indicó un residente de la zona. (También le puede interesar: Denuncian fiesta electrónica sin control en zona norte de Cartagena)

El evento al que se refieren los moradores es Buena Vida Beach Club, que se realizará desde el 7 hasta el 9 de enero. Entre los invitados se encuentran Gustavo Ibarra, VJ Sánchez, Alex Hoing, Angy M, Sebastián Ortíz, Black Coffee, Joseph Catriati, entre otros.

Tienen permiso

La Secretaría del Interior señaló que el evento cuenta con los permisos correspondientes: “Es de carácter obligatorio que los participantes y asistentes acaten todos los protocolos y medidas de bioseguridad establecidos por las autoridades sanitarias, así como la utilización de elementos de protección personal. Propender para que los del personal involucrado conserven el distanciamiento, el orden, un sano comportamiento y convivencia ciudadana”.

Sobre los altos volúmenes que afectarían la tranquilidad de los moradores de esta exclusiva zona de la ciudad, informaron: “No se autoriza la utilización de artefactos que sobrepasen en horario diurno en 65 decibeles y nocturno en 60 decibeles, aislando acústicamente dicho equipo”.

El festival tiene autorización para un aforo máximo de tres mil personas, con un horario de 11 a. m. a 2:30 a. m. durante cada día. Los representantes del evento son: Renzo Gallo Lafete y Javier Guevara Sabogal.

  NOTICIAS RECOMENDADAS