Cartagena


Polémica por pago de anticipo para obras de la vía Playetas

Mientras el representante del Consorcio Vial Isla Barú califica como ‘arbitrario’ el pago de estos recursos al consorcio KMC, el Distrito afirma que ese pago se tenía que hacer desde enero.

LIA MIRANDA BATISTA

30 de noviembre de 2020 08:51 PM

La polémica no deja de rondar las obras de la segunda fase de la vía Playetas en Barú. Este lunes se conoció que Valorización Distrital autorizó el pago de un anticipo por $5.899 millones al consorcio KMC, al que se le adjudicó el contrato para las obras del segundo tramo en diciembre 2019.

Efraín Amín, representante legal del Consorcio Vial Isla Barú, calificó como “arbitrario” este proceder del Distrito toda vez que está en firme la medida cautelar impartida por el Tribunal de Arbitramento de la Cámara de Comercio, en medio del pleito que existe entre este consorcio y el Distrito, donde el primero argumenta que las obras deben ser ejecutadas por ellos y no por KMC.

“No tiene ningún sentido que estén girando un anticipo a un contrato de KMC que está suspendido y que no puede ejecutar ninguna obra en el sector de Playetas que está dentro de nuestro contrato de concesión. Creo que el Distrito no debe apresurarse y debe esperar el fallo del Tribunal de Arbitramento de tal forma de que se defina de quién hace parte el sector de Playetas. Porque si el fallo sale a nuestro favor el detrimento patrimonial se va a generar al girar los recursos a un tercero cuando no puede intervenir”, sostuvo Amín en diálogo con El Universal.

Por su parte, el director de Valorización Distrital, Javier Moreno, respondió a los cuestionamientos explicando que dicho anticipo se tenía que pagar a KMC “desde el mes de enero” y que tomaron la decisión una vez consultaron con el Tribunal de Arbitramento.

“Estamos en presencia de un contrato entre el Distrito y la firma KMC y una de las obligaciones es pagar un anticipo. Ese contrato se firmó el año pasado y el acta de inicio es del año pasado. No en esta administración. Este es un contrato que todo el mundo conoce, que es legal. El contratista en enero nos pasa la cuenta del anticipo, pero por diferentes razones ese pago no se realizó y él siguió ejecutando obras con su presupuesto en referencia al contrato”, explicó.

De acuerdo con Moreno, el 28 de febrero el Tribunal de Arbitramento convocado por el Consorcio Vial Isla Barú para dirimir un pleito con el Distrito en el sentido de que ese contrato se debió adjudicar al consorcio Barú, el Tribunal se pronuncia y en su pronunciamiento “no acepta las pretensiones del consorcio en el sentido de derogar el contrato y dice que con ese contrato no se van a meter. Sin embargo, ordena una medida cautelar en la cual le ordena al Distrito que eviten que se hagan obras en el sitio de protección de Playetas iguales o similares a las que hacen parte del objeto del contrato (...) 002 del 2006 del contrato de concesión que tiene el Distrito con el Consorcio Vial Barú”.

En ese sentido, Moreno reiteró que desde Valorización se consultó con la Oficina Jurídica y procedió a frenar el pago del anticipo. No obstante, el Tribunal de Arbitramento se pronunció y ratificó que “con ese contrato no se han metido”. Es decir, el contrato entre el Distrito y KMC.

El director de Valorización agregó “por eso en este momento estamos autorizando el pago del anticipo. Ahora, este dinero no va para el contratista, va a una fiducia y el pago va saliendo de allí en la medida en que el interventor diga que las obras están hechas y pueden pagarse”.

Se espera que laudo arbitral se defina en 60 días.

MULTIMEDIA