Cartagena


Policías, madres y padres se forman contra la explotación sexual

EL UNIVERSAL

03 de julio de 2015 12:00 AM

65 integrantes de la Policía Metropolitana de Cartagena y 21 madres y padres de líderes de la zona sur oriental de la ciudad, se certificaron como agentes de prevención contra el delito de la Explotación Sexual Comercial de Niñas, Niños y Adolescentes (Escnna).

El evento se realizó a partir de las nueve de la mañana de ayer en el Colegio Mayor de Bolívar, y contó con el apoyo del proyecto “Disminución y prevención de la Escnna en la Localidad 2”, financiando por Children Of The Andes.

Dioselina Julio, líder en el barrio Fredonia, manifestó que “este es un proceso muy bueno para las personas de nuestra comunidad, pues a partir de esta formación contamos con herramientas para defender los derechos de las niñas, niños y adolescentes”.

Agregó que “ahora somos hombres y mujeres que nos hemos transformado en unas murallas protectoras para prevenir la explotación sexual comercial”.  

Stella Cárdenas, directora de la Fundación Renacer, aseguró que “este proceso de formación a policías y líderes de Fredonia contribuye a la construcción de un entorno protector para las niñas, niños y adolescentes. De esta forma contamos con mayores aliados en las comunidades y con una Policía comprometida que da respuesta a cualquier caso de explotación sexual en la ciudad”.

La formación ofrecida en beneficio de la niñez y adolescencia, se desarrolló en el marco de la estrategia “La Muralla Soy Yo”, a través de la cual se invita a la ciudadanía a construir entornos seguros para prevenir y enfrentar la Explotación Sexual Comercial de Niños, Niñas y Adolescentes.

La Fundación Renacer, el Colegio Mayor de Bolívar y Children Of The Andes, trabajaron en conjunto en este proceso.

RED PROTECTORA
La red protectora de familia está conformada por líderes y lideresas de los barrios Fredonia, Nuevo Paraíso y Las Américas.

Su objetivo principal es construir entornos protectores a los niños, niñas y adolescentes, con el propósito de minimizar situaciones de vulneración de derechos en los mismos.

Esta labor se logrará por medio del uso de mecanismos de participación que faciliten procesos de desarrollo comunitario dirigidos a formar familias, líderes y lideresas, para que constituyan una red protectora. 

A partir de ahora, la Red Protectora realizará acciones de prevención permanentes, sensibilizando a padres y madres de familia bajo el slogan: Doy duro con el bate a la explotación sexual comercial de niñas, niños y adolescentes.