Cartagena


Por robo de rejilla, calle principal en Boston quedó incomunicada

Sucedió en el sector San Martín, donde la comunidad tiene más de cuatro días padeciendo porque los vehículos no tienen forma de transitar.

NÉSTOR CASTELLAR ACOSTA

27 de octubre de 2020 06:27 PM

El pasado viernes 23 de octubre los residentes de la calle La Cruz, en el sector San Martín del barrio Boston, amanecieron con una desagradable sorpresa. La rejilla de hierro de la vía principal por donde bajan las aguas pluviales, desapareció misteriosamente y desde entonces la calle quedó dividida en dos.

Ahora hay un hueco de casi un metro de ancho, que cruza de acera a acera, el cual impide la movilidad vehicular. Los más afectados son los vecinos que poseen motos y que residen en la parte posterior de la zona, ya que deben darse la vuelta por las calles aledañas para llegar a sus casas.

(Lea: El Viejo Porvenir quiere su vía principal en buen estado).

Karil Pérez Teherán, miembro de la Junta de Acción Comunal del sector San Martín, lamentó lo sucedido y dijo que hasta el momento nadie tiene pistas sobre los responsables de la desaparición de la rejilla.

“Estaba en la mitad de la calle, pero desde el viernes quedó el hueco. No sabemos si se la robaron o alguien la escondió para presionar el arreglo de ese pedazo, porque la mitad de esa rejilla no tenía buenas condiciones. Ahora el paso vehicular está interrumpido”, manifestó el dignatario.

Imagen LO HUECO2

La comunidad pide una pronta intervención del Distrito. //Foto: Aroldo Mestre

La calle La Cruz es la única del sector con pavimento casi total, que conecta a la avenida Pedro Romero con la Vía Perimetral. Desde su adecuación hace más de siete años se convirtió en un punto de descongestión vehicular muy importante en esa zona de la ciudad.

(Lea: ‘Donatón’ en Boston para salvar la casa comunal).

Gustavo Cogollo, presidente de la JAC, aseguró que en los últimos años hizo varias gestiones ante el Distrito para que se arreglara ese tramo, sin embargo todas fueron en vano y hoy se viven las consecuencias de esa dejadez administrativa.

“Pasamos muchas cartas, hicimos visitas a Edurbe, a la secretaria de Infraestructura, a la Oficina de Servicios Públicos, pero nunca nos atendieron la solicitud. La rejilla estaba deteriorada, necesitaba un arreglo, pero ahora el sector está peor con ese robo. Hay mucha gente incomunicada”, afirmó Cogollo.

La comunidad señaló que en caso de no obtener soluciones prontas, se tomarán las vías de hecho para manifestar su inconformidad.