Portal de Blas de Lezo I no cumple con normas de construcción, según estudios

30 de mayo de 2017 04:08 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El desplome del edificio en Blas de Lezo, que cobró la vida de 22 obreros, el pasado 27 de abril, es solo la punta del iceberg de lo que sucede con las obras en Cartagena y la manera cómo, de la mano de funcionarios corruptos, los constructores 'piratas' obtienen licencias falsas y levantan estructuras sin el más mínimo cálculo de diseño, violando los parámetros establecidos.

(Le recomendamos: “Los Quiroz tienen 32 construcciones ilegales”: Superindustria).

Así lo revelaron dos estudios que, tras la tragedia, los propietarios de apartamentos en Portal de Blas de Lezo I decidieron, con recursos propios, realizar para determinar el riesgo que corre la edificación.

Los estudios

El primer estudio denominado 'Informe preliminar sobre daños estructurales', indica que "las fisuras en los muros del edificio se deben principalmente a la falta de rigidez de las losas de entrepiso, por la dimensión que tienen y la poca densidad de los concretos".

Además precisa que "la presencia de hormigueros (peladuras en el concreto) inadmisibles y estribos con diámetros por debajo de 3/8 pulgadas permiten inferir que hubo un diseño inadecuado, falta de control de calidad o mala práctica constructiva".

Un segundo estudio llamado 'Informe conceptual de cimentaciones', sostiene que la profundidad en la zapata (cimentación) explorada es menor a la normalmente recomendada para construcciones en la zona, la cual debe ser mínimo de 2.0 metros a partir del nivel original del terreno para que queden bien cimentadas".

"Las dimensiones de las zapatas cuadradas o centradas son menores a las normalmente recomendadas para un edificio de 5 pisos en adelante para este sector, las cuales deben ser mínimo de 2.50 m x 2.50 m x 0.50 m. Por lo anterior, se puede suponer que las dimensiones de las cimentaciones o zapatas estudiadas no cumplen desde el punto de vista geotécnico para esta edificación", se lee en otro aparte del análisis.

Finalmente, se recomienda realizar un tercer estudio de vulnerabilidad sísmica y una caracterización de los elementos estructurales, incluyendo cimentación, dimensiones y muestras de concreto para comprobar la resistencia de la edificación.

"Estamos preocupados"

"Nos preocupa que las entidades del Distrito no nos han apoyado para indicarnos qué hacer. Queremos tiempos, queremos saber en cuánto tiempo se resolverá esto. Gestión de Riesgo fue a hacer una inspección visual y dijo que teníamos que evacuar en caso de un siniestro, pero no es la ayuda que nosotros queremos. El edificio no es 100% habitable y no sabemos en qué momento se va a caer, por eso nos mudamos", recalcó una pareja, propietaria de uno de los 15 apartamentos.

Aseguró que en el edificio no solo se han generado grietas, sino una fuga de gas y daños en las baldosas del piso, que se han levantado en casi el 60% del apartamento. "Los ingenieros del estudio nos dijeron que, con una placa mal hecha, estas nunca van a quedar bien fijadas. Eso es lo que nos preocupa", anotó.

Los hermanos Quiroz-indicó- dejaron las obras inconclusas en Portales de Blas de Lezo I para adelantar los trabajos en el edificio que se vino abajo.

Lo que dicen los expertos

Para conocer qué tanto peligro corre la edificación de colapsar, Eluniversal.com.co habló con la Sociedad de Ingenieros y Arquitectos de Bolívar (SIAB).

El presidente de la entidad, Jorge Mendoza Diago, aseguró que "de acuerdo con los estudios, la situación es preocupante porque el edificio estructuralmente tiene deficiencias, y, si bien podrían corregirse, es pertinente que se haga un estudio de estabilidad estructural y vulnerabilidad sísmica para determinar el grado de riesgo. Hay equipos muy modernos que son capaces de identificar cómo es el refuerzo del edificio, así se puede establecer si hay algún tipo de peligro". 

Licencia falsa

Pero lo que más inquieta a la pareja de esposos, es que el perito valuador que envió el banco con el que hicieron el trámite del préstamo para poder adquirir el apartamento, no se percató de que la licencia del edificio era supuestamente falsa.

(Le puede interesar: Wilfran Quiroz se presenta ante la Fiscalía por caso Blas de Lezo).

"Ellos tomaron fotos, medidas y revisaron los documentos. Dentro del peritaje se dice que todo está bien y que recibieron escritura global, licencia de construcción y el estudio del suelo, cuando ni siquiera se hizo", manifestó.

Llama la atención que la licencia de construcción del edificio, expedida con la Resolución N°0081 del 7 de julio de 2016 es la misma de una vivienda en Olaya Herrera pero con distinta fecha. La de la casa data del 4 de abril de 2016.

Publicidad engañosa

Las irregularidades en la construcción, no son todo. Desde la adquisición del inmueble empezaron los problemas. Los valores agregados del apartamento, como la inclusión de una zona social, solo fueron promesas de publicidad.

En esta, se lee claramente las bondades de la edificación: apartamento de 150 millones (incluye parqueadero interno con puerta electrónica), sala-comedor, cocina semi-integral, tres habitaciones, closeth en cada alcoba, dos baños, balcón, zona de labores y zona social.

"Cuando recibimos el apartamento para mudarnos, que no fue una entrega oficial, no tenía parqueadero y la puerta principal del edificio no era electrónica. Tampoco había zona social, como se nos prometió cuando nos ofrecieron el apartamento. Teníamos problemas con los acabados, con el piso, las puertas, pero siempre nos decían que todos los trabajos se iban a terminar (...) Nunca nos imaginamos la dimensión de este problema", contaron.

El edificio consta de 6 pisos, para un total de 15 apartamentos, que miden desde 85 metros cuadrados hasta 95 metros cuadrados. Ante el temor por todo lo que ha sucedido, solo 9 familias habitan ahora el edificio.

Millonaria deuda en servicios

Paradójicamente y pese a que los propietarios del edificio Portal de Blas de Lezo I no tienen medidores de agua y luz, han estado a punto de se que les suspendan los servicios porque, según relatan, la Constructora & Quiroz les adeuda una millonaria suma de dinero a los operadores (22 meses a Aguas de Cartagena y 20 meses a Electricaribe).

Sin embargo, Electricaribe dijo que no se tiene saldo pendiente y que el edificio opera con un medidor madre porque los constructores no han entregado el Reglamento Técnico de Instalaciones Eléctricas (Reties) para instalar los medidores individuales. Por su parte, Acuacar afirmó que los Quiroz sí tienen una deuda pendiente que le pertenecía a tres casas que fueron demolidas para construir el edificio. 

Investigaciones

35 obras habitacionales ha realizado la constructora de manera ilegal en Cartagena, de acuerdo con las revelaciones de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC).

Hasta el momento, no se conocen mayores detalles del avance que ha tenido la investigación por lo que ocurrió en Blas de Lezo y la corrupción que permea a funcionarios del Distrito en este escándalo. 

Entre tanto, los afectados son asesorados en el proceso por la Defensoría del Pueblo Regional del Pueblo. 

* Zapata: es un tipo de cimentación superficial (normalmente aislada), que puede ser empleada en terrenos razonablemente homogéneos y de resistencias a compresión medias o altas. 

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS