Primera prueba de trazadores en el mar para estudio del Emisario

08 de abril de 2019 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

En Colombia la primera prueba de trazadores en el mar se está haciendo en la ciudad de Cartagena. Con esta se busca determinar los alcances de las aguas residuales vertidas en el mar Caribe por el Emisario Submarino, además de dimensionar el impacto de estas en los ecosistemas.

Las pruebas realizadas hasta ahora dejan ver que las aguas residuales, vertidas a más de 4 kilómetros de la playa, tienen gran nivel de dilución y que no hay un impacto relevante en la zona de influencia. El estudio con trazadores está a cargo de un equipo de expertos de la Universidad de Cartagena, con el apoyo de la empresa Aguas de Cartagena y de la Gobernación de Bolívar, a través Colciencias y el Departamento Nacional de Planeación.

En principio se intentó comenzar el miércoles pasado, cuando un grupo de investigadores llegó a la bahía tras el vertimiento de la sustancia (fluorescencia sódica), que fue traída desde Canadá y que no tiene impactos negativos en el medio ambiente. Sin embargo, por fuertes vientos, el equipo de la Universidad de Cartagena no pudo realizar la tarea. Por eso, la labor fue aplazada para el viernes. En la madrugada de ese día, la sustancia fue vertida en el mar Caribe, a la altura de Punta Canoa.

Mónica Eljaiek, investigadora líder del proyecto y quien hace parte de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Cartagena, explicó que esta se vertió desde la planta de tratamiento de Aguas de Cartagena, para así medir el alcance de las aguas residuales que son expulsadas por dicha planta en el mar.

Muestras y ensayos

Para esto, el grupo de expertos ha tomado muestras del agua de mar. Se estarán haciendo ensayos de laboratorio durante una semana.

Las muestras no solo se tomaron de manera superficial en el mar, pues en el trabajo también han participado buzos, que toman muestras en lo profundo. “Vamos a ratificar cuál es la dispersión del agua residual en el mar. Queremos saber hasta dónde llega, cuál es el límite. Se supone que debe tener una gran dilución, queremos saber hasta dónde llega la posible mancha que pueda generar. En esta oportunidad se construyó una gran alianza para saber cuál es la efectividad del sistema submarino”, indicó Édgar Quiñones, de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Cartagena, quien hace parte del grupo de investigadores.

La investigadora líder del proyecto agregó: “la prueba con trazadores la hacemos para conocer cuál es el flujo y la dispersión del agua residual que se descarga a través del Emisario Submarino en Punta Canoa. Nos sirve para verificar modelos matemáticos que estamos construyendo, pues con ellos tenemos una hidrodinámica simulada, donde conocemos cuáles son los sentidos de las corrientes. Ahora la idea es verificar que lo que estamos simulando es lo real.

“Adicional a la hidrodinámica, también nos ayuda a conocer cómo es la dispersión de los contaminantes a través del Emisario. De acuerdo a monitoreos que se han hecho por dos años de la calidad del agua, vamos a contrarrestar esos datos con las concentraciones del trazador que vamos a obtener en el mar, para ver si la dispersión va acorde a los datos que hemos medido durante dos años, mes por mes. En realidad es la primera vez en Colombia que se hace esta prueba en el mar; ni en el mar Caribe ni en el Océano Pacífico se había hecho. Se ha realizado a nivel de ríos, pero en el mar es la primera vez”.

“Se están haciendo
las cosas bien”

Hay que recordar que el Emisario Submarino viene funcionando desde el 2013, como una solución para el tratamiento de las aguas residuales.

“Tenemos índices de dilución altísimos -con el Emisario Submarino-. Ha sido un proceso interesante porque somos los operadores de un sistema que es único en el país, un sistema de tratamiento y disposición de las aguas residuales a través de un emisario submarino. Creemos que estamos haciendo las cosas bien, este fue un proyecto que se hizo basado en estudios y diseños que finalmente arrojo que la mejor alternativa para Cartagena era un emisario submarino con una planta de pretratamiento ubicada en Punta Canoa. Los modelos decían que el modelo iba a funcionar muy bien y hemos venido haciendo seguimiento al tema. Hemos podido evidenciar eso, pero interesante que sea la Universidad de Cartagena con toda su capacidad científica quien a través de un proyecto de investigación realice las pruebas, haga las experiencias necesarias para ver si el proyecto está funcionando y está prestando la utilidad que tiene”, indicó José Zapata, del departamento de sistema de gestión integral de Aguas de Cartagena.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS