Cartagena


Puesto de salud de Arroyo de las Canoas quedó a medias

El valor del proyecto es $142’372.016 y solo se construyó el 56% de la obra, por esto la comunidad pide con urgencia que el puesto de salud sea terminado.

WENDY CHIMÁ P.

03 de octubre de 2019 11:51 AM

Con la ilusión de tener el puesto de salud en mejores condiciones y con mayor capacidad para atender a todas las personas de Arroyo de las Canoas, se quedaron los habitantes de este corregimiento, quienes vieron cómo tumbaron la estructura donde funcionaba la Unidad Primaria de Atención (UPA) y con el pasar de los meses notaron cómo las nuevas paredes iban tomando forma, sin embargo, desde el 2016 los ingenieros y albañiles se fueron y no regresaron.

“Dejaron eso ahí encerrado y abandonado. Atienden en la casa comunitaria, pero ya no aguanta más, además que tampoco es un sitio apto para un centro de salud, por eso pedimos que terminen la construcción”, dijo Adriana Zúñiga, habitante de Arroyo de las Canoas.

El Universal conoció que la construcción de esta Unidad Primaria de Atención de propiedad del Distrito fue adjudicada al consorcio Salud Heroica por $142.372.016, pero la construcción quedó en un 56%. Según se señala en el contrato del Consorcio Interventoría Hospitales de Cartagena, se ejecutaron $71.675.401 y le falta $70.696.614 para terminar la obra.

En el estado físico del proyecto se ve que realizaron las cimentaciones, colocaron la estructura, la mampostería, los pañetes, enchape, cubierta, pisos y zócalos, cielo raso e instalaron las puertas y las ventanas, pero no alcanzaron a pintar, ni a colocar los pisos, ni acabados, ni el tanque séptico y tampoco conectaron los servicios públicos.

“Pronta intervención”

Desde que sellaron el lugar con láminas de zinc, dejaron a un señor como cuidador de los materiales que quedaron de la construcción y, según señalaron conocidos, desde hace 4 años no le han pagado.

“La persona que comenzó cuidando esto se fue y contrataron a mi papá, quien al principio sí recibía un sueldo, pero después no vinieron más y no le han pagado”, explicó el hijo del señor Juvenal Zúñiga.

El puesto de salud provisional está en la casa comunitaria del corregimiento, la cual abre sus puertas los martes y jueves de 7 de la mañana a 4 de la tarde.

“Ellos dicen que es en ese horario que atienden, pero es mentira, a veces cierran a las 2 y no abren más”, señaló Ebaristo Núñez.

Arroyo de las Canoas es un pequeño pueblo ubicado después del peaje de Marahuaco, en la Vía del Mar. Ahí la comunidad se transporta más que todo en moto, por eso cuando ocurre una emergencia y no hay médicos en el lugar, cargan a los heridos o enfermos y los llevan en una moto hasta la ambulancia que está en el peaje, la cual algunas veces les presta los primeros auxilios o deben llevarlos hasta Bayunca o a Cartagena.

“Muchas veces los llevamos a Cartagena, a la clínica San José de Torices, porque nos queda un poco más cerca que llevarlos a Bayunca o al hospital de La Boquilla, pero lo que queremos es que nos arreglen el puesto de salud, que es lo que más necesitamos”, finalizó la señora Adriana.

Este es otro de los puestos de salud que quedó a medias después de haber sido incluido en el plan de gobierno del exalcalde Dionisio Vélez, a quien la Procuraduría General de la Nación le formuló pliegos de cargos hace una semana “por presuntas irregularidades en el desarrollo del proyecto de infraestructura hospitalaria de la ciudad”. Martha Rodríguez, exdirectora del Departamento Administrativo Distrital de Salud (Dadis), y al supervisor del contrato de interventoría Javier Martínez, también están siendo investigados.

  NOTICIAS RECOMENDADAS