Cartagena


¡Qué buen gesto! Donan computadores a los cuatrillizos

Tras la nota publicada hace 10 días por El Universal, las ayudas para la señora Maritza y sus hijos no han parado. Ayer, una IPS les entregó herramientas tecnológicas para que continúen sus clases virtuales.

NÉSTOR CASTELLAR ACOSTA

15 de agosto de 2020 12:00 AM

Con una alegría inmensa recibieron los hijos de la señora Maritza Berrío Teherán a las trabajadoras de la IPS Cuidado Seguro en Casa, que ayer llegaron a su vivienda para entregarles el regalo que tanto estaban esperando.

Eran las 10 de la mañana y sobre varias partes de Cartagena caían lluvias a esa hora, pero en el Cuarto Callejón de Amberes solo resplandecían las sonrisas de los pequeños Sebastián Andrés, Tomás Javier, Juan Diego y Nicolás Fermín, los cuatrillizos que nacieron hace 12 años en esta ciudad y que no gozan de una situación económica fácil.

(Lea: Maritza, quien tuvo cuatrillizos en 2008 en Cartagena, pide ayuda para sus hijos).

Hace 10 días, El Universal publicó su historia con el propósito de que recibieran un poco de ayuda, ya que la madre es cabeza de hogar y le ha tocado sacar adelante a sus niños con mucho trabajo y esfuerzo. Ella es auxiliar de enfermería en la Clínica Maternidad Rafael Calvo, donde lleva varios años laborando, pero su situación es complicada porque debe responder por un arriendo de más de 500 mil pesos, los servicios públicos, la alimentación, la educación de sus cuatro hijos y otras responsabilidades. Sin embargo, lo más preocupante es que en la casa solo había un celular y a los niños se les dificultaban los estudios y cumplir con sus clases virtuales.

De gran impacto

Maritza cuenta que a raíz de esa nota varias personas la han contactado para brindarle apoyo, pero la de ayer fue la mayor donación recibida hasta ahora. La IPS Cuidado Seguro en Casa les llevó un computador de escritorio para que sigan su proceso formativo, y también les entregó una tablet, una mesa, cuatro sillas y un mercado.

Imagen AYUDAS 4

Los hermanos, de 12 años, quedaron muy contentos con la ayuda.

“Vimos la historia en El Universal, nos conmovió y decidimos hacer un aporte, pues uno de nuestros valores corporativos es la solidaridad. En esta pandemia hemos apadrinado a 17 pacientes crónicos y vimos en este caso la posibilidad de apoyar a estos cuatro niños porque la educación es la principal vía para salir del círculo de la pobreza. La idea también es afiliarlos a nuestros servicios médicos”, precisó el doctor Ernesto Estrada, gerente de la IPS que hizo la valiosa colaboración.

(Lea: Pico y cédula en Cartagena será de dos dígitos desde este 14 de agosto).

Entre tanto, Maritza y sus cuatrillizos solo tiene palabras de agradecimiento. “Estoy súper feliz, contentísima, mis hijos están dichosos porque ya tienen las herramientas para realizar sus trabajos, sus investigaciones, ahora sí podrán seguir sus clases virtuales sin problemas. De corazón muchas gracias por esa ayuda, la necesitábamos”, señaló emocionada la mujer de 50 años.

Este no ha sido el único aporte recibido por esta familia. En días pasados les habían donado un ventilador, sillas, un celular, algo de dinero y alimentación.