Cartagena


¿Qué se construirá en la primera fase de Protección Costera?

La UNGRD avanza en la recolección de la documentación requerida para abrir un nuevo proceso de licitación del macroproyecto, que se construirá en dos fases.

ANGIE GOEZ AHUMEDO

17 de enero de 2021 12:00 AM

El macroproyecto de protección costera es uno de los más esperados y urgidos en la ciudad. Los múltiples cambios en el cronograma y observaciones han hecho que surjan dudas sobre su futuro y viabilidad, sin embargo, la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres indica que en 2021 quedarán adjudicadas las obras.

Luego de que el pasado 29 de julio de 2020 se declarara desierto el proceso de licitación, el 11 de diciembre de 2020 la Ungrd colgó en la página web la justificación del proyecto para que fuese revisada por los interesados. Tan solo el pasado 13 de enero dio a conocer 162 respuestas a las observaciones que hicieron 90 interesados en el millonario contrato.

Algunas de las empresas nacionales e internacionales que plantearon dudas a la convocatoria son: OHL, Grupo Qualitas Corp, WVG Construcoes e Infraestructura, Conyco Proyectos y Desarrollos, KMA Construcciones S.A.S, Innovaconst, Copasa, Van Oord Dredging and Marine Contractors BV sucursal Colombia y Telar Engenharia e Comercio SA sucursal Colombia.

¿Qué se licitará?

Aunque el proyecto en su totalidad comprende trabajos desde el túnel de Crespo hasta el espolón Iribarren en el barrio El Laguito, hay que hacer la claridad de que no se licitarán todas las obras de una vez, pues se dividirán en dos.

Según ha explicado la Ungrd, en esta primera fase se requiere contratar bajo régimen de derecho privado las “intervenciones para mitigar y prevenir la erosión costera en la zona litoral del Distrito de Cartagena que se ejecutarán en el espolón 1 (Iribarren), en la zona de El Laguito y el rompeolas 3 en el Centro Histórico”.

Además, esta fase consta de dos componentes: los primeros trabajos serán la construcción de seis espolones, la escollera Bocagrande (desde el espolón 1 hasta el espolón 6), la escollera tipo 2 (desde el espolón 6 hasta el espolón existente 14), el relleno hidráulico con material arenoso consolidado (desde espolón 1 hasta espolón 6 y zona entre el espolón 6 y el espolón existente 9), la construcción de la protección marginal (desde espolón existente 14 hasta la punta de Santo Domingo) y la de un rompeolas.

Los costos

Luego de responder las dudas y de acuerdo a los documentos, el valor del contrato será hasta por $136.808.565.735, incluido IVA y demás impuestos, tasas, contribuciones y demás costos directos e indirectos, eso quiere decir que el proyecto se puede adjudicar por un valor menor.

Para poder llegar a ese punto, la Ungrd convocó a los interesados (desde el 30 de diciembre de 2020) para que envíen sus propuestas económicas. Aunque inicialmente el plazo era hasta las 11:59 del 15 de enero, un día antes se emitió un modificatorio que extendió los tiempos, como una solicitud de los proponentes.

“El siguiente paso es la recepción de cotizaciones, el plazo máximo para presentarlas es el 1 de febrero de 2021 a las 9 de la mañana (...) En esta etapa que se está surtiendo, la Ungrd informará a través de la página web las fechas de cada uno de los siguientes hitos, toda vez que estas pueden tener algunas variaciones de acuerdo al número de cotizaciones recibidas y que sea necesario evaluar”, dijo Sebastián Mejía, líder del proyecto.

Esta propuesta deberá corresponder a precios del mercado, incluir todos los materiales, herramientas, equipos, transporte y mano de obra necesarios para la ejecución de la actividad. Finalmente, con el fin de dar publicidad y que los cotizantes conozcan en tiempo real las cotizaciones recibidas, la entidad realizará un Facebook Live, en donde los interesados podrán ver la apertura de los correos electrónicos contentivos de las cotizaciones recibidas.

Estado de los permisos

Aunque se desconoce cuándo se licitará el proyecto y por consiguiente la fecha de inicio de las obras, lo cierto es que para ese entonces deberán estar en regla todos los permisos necesarios.

“Los estudios y diseños técnicos del proyecto de protección costera, adelantados por la Universidad de Cartagena, determinaron las metodologías de trabajo, la disposición de materiales, las especificaciones técnicas, los procesos constructivos, etc., los cuales fueron enviados a la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales y al Establecimiento Público Ambiental de Cartagena, con el fin de verificar las características y afectaciones ambientales del proyecto para su ejecución”, aseguró la entidad a cargo del proyecto.

Añadió que producto de dicha gestión se aprobaron las licencias ambientales por la ANLA y los Programas de Manejo Ambiental de los materiales y elementos para la construcción de las obras del sistema de drenaje pluvial de la carrera primera de Bocagrande, el Programa de Manejo Ambiental de Residuos de Construcción y Demolición (RCD), y el Plan de Aprovechamiento Forestal para las especies arbóreas ubicadas en la zona de trabajo.

Por otra parte, se conoció que el Plan de Manejo Arqueológico está siendo desarrollado por la Fundación Universidad del Norte con base en los lineamientos del Instituto Colombiano de Antropología e Historia (ICANH), teniendo en cuenta que es la entidad encargada de aprobar todos los documentos relacionados con este componente, el cual debe culminar y ser aprobado antes del inicio de las obras para el cumplimiento de los lineamientos por parte del contratista de obra.

Respecto al permiso de la Ocupación de Cauces y Playas, la Ungrd indicó que está en trámite ante la Dimar.

¿Y la segunda fase?

La segunda fase del proyecto irá desde el Centro Histórico hasta el túnel de Crespo. Esto es, desde el espolón siete hasta el diez (2.5 kilómetros). Al igual que la primera se dividirá en dos componentes: el primer frente de trabajo va desde el espolón siete hasta el ocho y contempla su construcción, relleno con material arenoso y construcción de escollera.

El segundo frente es la construcción de los espolones nueve y diez, el relleno hidráulico de las playas 7, 8 y 9, la repotenciación de los rompeolas uno y dos existentes, y la construcción de escollera desde el espolón ocho hasta el último espolón construido del túnel de Crespo.