Cartagena


“Queremos devolverle la confianza a la gente”: general Poveda

MARYLIN MARTÍNEZ MARTÍNEZ

25 de enero de 2017 02:00 PM

Que los cartageneros tengan una sensación de tranquilidad y confíen en la Policía son algunos de los propósitos con los que llega el brigadier general, Luis Poveda Zapata, a comandar la Policía Metropolitana de Cartagena.

Poveda Zapata, oriundo de Risaralda, le manifestó a El Universal que aunque el índice de percepción de inseguridad es prominente, tratará de hacer que la ciudadanía vea a la Policía como un escudo sólido contra la delincuencia.

“Para nadie es un secreto que los cartageneros tienen un porcentaje alto de percepción de inseguridad. Dentro de las encuestas que hizo el Ministerio de Defensa y que evaluó el desempeño de toda la Policía a nivel nacional en el 2016, el resultado es que  Cartagena quedó en un 71% de percepción de inseguridad, cifra que está por encima de la media nacional. Además, la Alcaldía hizo una encuesta y la conclusión es que el 66% de los ciudadanos se sienten expuestos”, dijo.

El comandante también añadió que pese a que los indicadores de delincuencia han disminuido, en especial el de homicidios, para él es importante que las personas confíen en la Policía.

“A mí las cifras no me llaman la atención y no trabajo para ellas, sin embargo, es un indicador que no hay que ignorar. Las cifras no están contando la realidad de la percepción, pues yo puedo tener 10 homicidios menos y al mismo tiempo le puedo seguir preguntando a los cartageneros si se sienten seguros y la  respuesta es un no. Hay algo que afecta la percepción de seguridad y es la falta de confianza y de credibilidad del ciudadano”, agregó

“En la Policía de Cartagena hay 2.270 uniformados, pero tengo otras unidades anexas que me llevan a 2.991. Yo prefiero trabajar con 1.000 policías que con casi 3000. Lo que me genera confianza es que prefiero que sean poquitos, pero que tengan buena actitud y que sean transparentes. Es mejor tener calidad y no cantidad”, expresó.

Sanción administrativa

Otra de las grandes apuestas para Poveda es apretar y frenar la delincuencia con acciones administrativas como lo son decretos.

“Las medidas administrativas como la prohibición del parrillero en siete barrios, la restricción de motos después de cierta hora y el consumo de licor en 40 comunidades de la ciudad después de ocho de la noche han marcado una diferencia en el comportamiento de los problemas, pues las amonestaciones que traen los decretos son severas y la gente los cumple”, anotó.

Además, el general dijo que una herramienta que tendrán para evitar cualquier acto que conlleve a las riñas y altercados en las comunidades es el nuevo Código de Policía, que empezará a regir en toda Colombia desde el próximo lunes.

“La mayoría de los problemas se presentan por el picó, el ruido y el consumo de bebidas alcohólicas. El Código de Policía va a ser una herramienta muy buena para contrarrestar esto y llegar hasta las comunidades y junto con los inspectores de policía sancionar a las personas que alteren la convivencia ciudadana”, puntualizó Poveda.

Lupa al delincuente

Una de las nuevas iniciativas a implementar es la creación de una Sala de Análisis Criminal en Cartagena.

“Me traje a un capitán de la Dijín y cuatro policías del Centro de Análisis Criminal. Con ellos vamos a montar en Cartagena una Sala de Análisis Criminal con el propósito de recoger toda la información del 2016 y lo que llevamos del 2017 en criminalidad, cruzar toda esa información con procesos en el sistema penal oral acusatorio, en el sistema operativo de la Policía, en el sistema delictual, entre otros,  para hacer una confrontación de esa información respecto a casos que estén en curso", recalcó el alto oficial.

"Tenemos en la Dijín 40 bases de datos para poder verificar información de propiedades, antecedentes, empresas y otros aspectos. Esa información es la que nos permite cruzar las bases de datos. Lo que quiero saber es cuáles son los fenómenos que pasan aquí y darle una lectura a los homicidios que han ocurrido: si son por riña, sicariato, pelea de pandillas, violencia intrafamiliar, etcétera”, concluyó el comandante de la Metropolitana.

  NOTICIAS RECOMENDADAS