“Queremos que se cierre la clínica Barú”: familiares de pacientes

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El 15 de agosto de 2017, Jalina Elena López Saleme, de 38 años, ingresó a la Clínica Barú apara realizarse una reparación tendinosa, procedimiento calificado como una cirugía de menor riesgo y ambulatoria. Sin embargo, a la 1:45 de la tarde, la clínica le anunció a los familiares que había muerto.

Su muerte, es para sus familiares un caso más de negligencia de esta clínica y por eso, cursa un proceso en la Fiscalía para el esclarecimiento de los hechos.

En la búsqueda de encontrar la verdad y de pedir justicia por la muerte de Jalina, sus familiares y un grupo de ciudadanos se dirigieron en la mañana de este miércoles a las afueras de la Clínica Barú para alzar la voz.

“Que se acabe el matadero humano”, “que no maten a más pacientes” “que cierren la clínica”, gritaban los manifestantes que protestaron por los procedimientos quirúrgicos mal hechos y el mal trato a los pacientes.

“Muchas personas entran a esta clínica bien y salen amputados, con procedimientos que no necesitan y en el peor de los casos salen muertos”, aseguró uno de los manifestantes.

La intervención del Departamento Administrativo Distrital de Salud, Dadis, y el cierre definitivo de la clínica es la petición que hacen los manifestantes.

Hasta el momento la clínica no se ha pronunciado respecto a la situación.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS