Cartagena


Recomendaciones sobre el espacio público de un colectivo

La figura del “urbanismo táctico” es una herramienta de participación ciudadana en la planificación urbana.

REDACCIÓN CARTAGENA

12 de octubre de 2020 12:00 AM

“De acuerdo con la Constitución colombiana, en ningún caso, el espacio público se puede privatizar”.

En estos términos, el “Colectivo Somos Centro Histórico” recomendó a la Administración distrital este principio legítimo para que lo tenga en cuenta en el Plan de Urbanismo Táctico.

La figura del “urbanismo táctico” es una herramienta de participación ciudadana en la planificación urbana, a través de la cual los ciudadanos pasan de tener un rol pasivo a activo en el proceso de construcción de sus barrios.

Ello permite desarrollar propuestas en el adecuado manejo de las áreas comunes, tales como aceptar actividades productivas en espacios públicos, para el comercio formal e informal con confianza legítima.

El Colectivo Somos Centro Histórico señaló que respalda que se den actividades productivas formales y no formales en determinadas áreas del espacio público en los barrios Centro, Getsemaní y San Diego.

Al mismo tiempo, se opone a que se haga en otras zonas, donde consideran que se vulneran los derechos a los residentes de esos lugares y ciudadanía en general.

Dentro de las recomendaciones que hace el Colectivo están:

-Evitar mesas y sillas en callejones angostos.

-Todas las calles del Centro Histórico deben habilitarse para el tránsito a vehículos de emergencia como ambulancias, bomberos y demás.

-Hacer manejo de horarios en caso de peatonalización, no usar las zonas verdes para actividades productivas formales y no formales, entre otras.

Puntualiza el colectivo que preocupa “no ver una voluntad política en la Administración distrital para buscar soluciones dignas y a largo plazo a los vendedores y grupos informales”.

También, recomienda que se restrinja todo tipo de actividades comerciales y productivas al lado de las murallas, pues son un patrimonio colectivo.

De la misma forma, advierte que los espacios públicos, que ocupen las actividades formales e informales, deben mantenerse limpios y evitar el uso de plantas eléctricas, ya que generan contaminación auditiva.