Cartagena


Rosa María pide con urgencia el trasplante de médula ósea

La mujer, residente en el barrio El Carmelo, solicita a su EPS autorizar la intervención quirúrgica en una IPS de Cartagena, pues no quiere volver a Bogotá. Su hermana hará la donación de médula ósea.

NÉSTOR CASTELLAR ACOSTA

08 de abril de 2021 12:00 AM

Rosa María Sánchez Guzmán se aferra a la vida con todas sus fuerzas. Ella, madre de tres pequeños de 12, 9 y 4 años, fue diagnosticada en el 2019 con leucemia linfoblástica aguda y desde entonces libra una titánica batalla contra la enfermedad, de la que ha salido adelante con las quimioterapias, pero está en una etapa decisiva en la que requiere con urgencia un trasplante de médula ósea.

La mujer, residente en el barrio El Carmelo, afirma que en este periodo conoció el poder de Dios y eso ha sido fundamental para no decaer, pero ahora requiere que la EPS a la que está afiliada autorice la intervención quirúrgica en Cartagena, ya que el año pasado estuvo varios meses en Bogotá esperando el procedimiento y allá su proceso empeoró.

(Lea: Vecinos del Centro Histórico alertan por mal parqueo en Getsemaní).

A través de un video que difundió en sus redes sociales, Rosa María pide ayuda. “Luego de recibir quimioterapia en la clínica Blas de Lezo logré salir sin células cancerígenas y con una remisión para recibir el trasplante de médula ósea que requiero. Gracias a Dios cuento con mi hermana que es 50 por ciento compatible para donármela. Fui trasladada a Bogotá donde la EPS Salud Total haría efectivo el trasplante, allá permanecí con mi hermana durante tres meses, en los cuales me contagié de COVID-19, tuve una tromba pulmonar y una en la pierna izquierda, y a partir de eso tuve una recaída de un 92 por ciento. Casi no me levanto, pero Dios me dio la oportunidad de dar este testimonio. Regresé a Cartagena, estuve en UCI, recibí nuevas quimioterapias y me recuperé, ahora estoy nuevamente en condición de remisión para el trasplante y por eso hago este llamado público. Necesito que Salud Total autorice el procedimiento urgentemente, aquí en Cartagena, ya sea en la clínica Blas de Lezo donde pueden hacerlo o en la sede de otro prestador”, explicó la cartagenera.

Los familiares de esta paciente oncológica aseguran que no están en condiciones económicas de ir nuevamente a Bogotá, aparte que eso implica dejar descuidados a sus tres hijos por un largo tiempo.

(Lea: Barrio Chino, la comunidad resistente de Cartagena).

“Los que conocen esta enfermedad saben que me encuentro en la última etapa de las quimioterapias, y es mi última oportunidad de ser trasplantada. Yo no dudo del poder de Dios, pero sin las acciones humanas será difícil lograr su obra en mí. Tengo 35 años y tres hijos que me necesitan”, finaliza Rosa María.

Responde la EPS

Sobre este caso, Salud Total aseguró que ha garantizado y brindado todos los servicios médicos prescritos por los médicos tratantes de Rosa a través de su red contratada, y no es cierto que se hayan impuesto barreras a la continuidad de su tratamiento, pues, además, se han suministrado gastos de traslado y viáticos cuando lo ha requerido la protegida con un acompañante.

“Dando continuidad a su tratamiento, según lo requerido por los médicos tratantes, Salud Total EPS SA reitera que la señora Rosa María se encuentra debidamente incluida en el programa de Trasplante de Médula Ósea, donde actualmente está vigente y autorizado el Trasplante Alogénico de Médula Ósea en una de las IPS más reconocidas y de referencia de Colombia en trasplantes como lo es la Clínica de Marly. Al finalizar el año 2020 se le realizó el preingreso a la unidad de trasplante, donde todo el equipo de salud altamente calificado de la Clínica de Marly decidió en su momento aplazar el procedimiento por un nuevo diagnóstico clínico, puesto que el riesgo se incrementaría si la paciente no estaba en las condiciones para realizarlo. Esta programación incluyó por parte de la EPS en Bogotá el sostenimiento de un familiar acompañante y del donante. En marzo de 2021 en su proceso de validaciones, la unidad de trasplante de la Clínica de Marly realizó contacto con la paciente Rosa María y confirmó que se encuentra nuevamente en su ciudad de origen en un tratamiento de su patología de base, por ese motivo clínico se decidió dar una espera en el proceso para el preingreso a la unidad de trasplante. Ante esta última situación, la usuaria le comunicó a la EPS que tomó la decisión de no trasladarse a otra ciudad”, argumentó la EPS a través de un comunicado de prensa.

(Lea: Procuraduría le pone la lupa a la Alcaldía en recuperación de El Laguito).

Así mismo, en el documento Salud Total aseguró que ha garantizado las autorizaciones y requerimientos pertinentes hospitalarios y ambulatorios para mejorar su estado de salud, así como lo adecuado para la realización del trasplante una vez mejore la condición de salud actual.

“Es importante resaltar que en este tipo de procedimientos es el equipo tratante el que define el momento apto para realizarlo de tal manera que se asegure el mejor resultado posible para los pacientes. Se puede concluir que la decisión de no continuar su proceso de trasplante es de la Señora Rosa María, y en ningún momento Salud Total EPS- SA se ha negado a dar cobertura a su tratamiento médico y ha impuesto barreras en el acceso a su salud”, puntualizó la entidad prestadora de salud.