Cartagena


¿Rumbas en el Centro hasta la media noche?: Esto dicen los gremios

La petición del colectivo Somos Centro Historico es reducir el horario hasta la media noche.

Amaury Castellar Matoso

22 de enero de 2022 01:00 PM

Esta semana el colectivo Somos Centro Histórico solicitó modificar el horario de vida nocturna en esta zona de la ciudad con el fin de reducir la alteración del orden público y mejorar la efectividad de la Policía. Proponen que ese horario sea hasta la medianoche, solicitud que ha causado controversia en el sector de bares y discotecas. (Lea: La solicitud que busca reducir la vida nocturna del Centro hasta las 12:00)

“El desorden territorial, donde el uso residencial y los hoteles deben soportar la contaminación auditiva de comercios nocturnos, junto con las actividades conexas, tiene alterado el orden público en el Centro Histórico. Ello no permite la atención oportuna de la Policía”, informaron mediante un comunicado. (También le puede interesar: “Queremos un mejor Centro Histórico”: Colectivo)

Según el colectivo, el actual horario, que es hasta las 3 de la madrugada, afecta la convivencia y la salud pública de las familias que residen en el Centro Histórico. “La proliferación de las actividades de alto impacto tales como discotecas en azoteas con potentes equipos de sonido y los cabarés se hacen sin ningún control por parte de la Alcaldía”, indican.

“Es necesario que las autoridades locales definan una zona especial para la oferta nocturna de alto impacto por fuera del Centro Histórico, donde puedan tener horarios extendidos”, concluyen. (Consulte además: Militarizar el Centro Histórico, la petición de los vecinos en fin de año)

Reciba noticias de El Universal desde Google News

Por su parte, la Asociación de Bares y Discotecas (Asobares) rechazó la solicitud del colectivo, catalogándola de “arbitraria”, al considerar que este cambio de horario limitaría sus ingresos y afectaría el turismo de la ciudad.

“Con esta propuesta lo único que harán es acabar con nosotros, que somos pequeños y medianos empresarios que siempre estamos trabajando para sacar adelante al Centro Histórico, porque también es nuestro. Somos nosotros los que creamos empleo y a su vez atraemos al turismo”, aseveró Alejandro Sarasti, miembro de Asobares.

“Es engreído tratar de acabar con el sustento de tantas familias que dependen de estas actividades”

Alejandro Sarasti, miembro de Asobares

Según miembros del gremio, la propuesta del colectivo tendrá un impacto negativo para la ciudad. “Esta fundación a través del colectivo busca una oportunidad para lanzar propuestas que afectan directamente a los negocios”, añadieron. Asobares destacó que muchas familias cartageneras dependen de actividades nocturnas.

“Es engreído tratar de acabar con el sustento de tantas familias que dependen de estas actividades y que lo único que hacen es traer más ingresos y beneficios para nuestra ciudad a través de impuestos. Esta zona ha sido durante mucho tiempo el punto de diversión, actividad turística y comercio más importante de la ciudad”, concluyó Sarasti.

Otras reacciones

Édgar Trespalacios, de Taboo Gastrobar, establecimiento que está en la calle del Arsenal, mostró su molestia ante la propuesta. “Hay intereses particulares que a largo plazo lo que buscan es monopolizar esta parte de la ciudad para colocar restaurantes y bares de gran categoría, desplazando a los pequeños empresarios que con mucho esfuerzo han sacado sus negocios adelante”, dijo.

Los administradores de establecimientos nocturnos señalan que el problema es por la informalidad y la falta de organización. “Los desórdenes y desmanes que se ven en el Centro no es culpa de los negocios que están legalmente constituidos, sino de la informalidad y la falta de organización (...) La Policía debe hacer que se cumplan en un 100% todas las normas”, agregó Trespalacios.

  NOTICIAS RECOMENDADAS