Se rompe paz entre pandillas de San Francisco: niña, entre la vida y la muerte

17 de octubre de 2017 03:27 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El balazo que recibió una menor de 13 años, que la mantiene entre la vida y la muerte, revela la ruptura del pacto de paz hecho en junio de 2016 entre las pandillas de los Trisquis Nike y los Wencenlao, en el barrio San Francisco.

Aunque, el Distrito sostiene que solo algunos jóvenes decidieron apartarse del proceso de paz y que la Administración posee fotografías y seguimiento documentado de que varios han “enderezado” el camino, habitantes de San Francisco manifiestan que el acuerdo se fue “al traste” hace meses y que los enfrentamientos entre los dos bandos tienen alterados a todos los moradores.

“Los ventanales rotos de doce casas y la niña herida son prueba de ello”, afirmó un residente que solicitó la reserva de su identidad, y agregó: “Los vecinos vivimos temerosos, pero no nos atrevemos a opinar nada porque le tenemos miedo a las represalias”.

Los hechos en el que la menor resultó herida ocurrieron el sábado a las 12:45 de la madrugada, en el sector El Paraíso, en la calle donde residen varias familias de Los Wencenlaos. Jennifer Baldiris, miembro de este grupo, precisó que los patios de sus casas no tienen cerramiento y son además usados como parqueaderos, sin embargo la cuadra está protegida por una reja que a esa hora abrió un vigilante para permitir que uno de los vehículos saliera.

“El momento fue aprovechado por los Triquis Nike para hacer varios tiros hacia las casas. Una de las balas rozó al vigilante y otra le dio a la niña que a esa hora estaba con unas primas en el patio de su casa”, contó la mujer.

La adolescente, estudiante de séptimo bachillerato, recibió el impacto de fuego en el abdomen; éste le afectó el hígado, el bazo y otros órganos.

Baldiris aseguró que desde que ocurrió el acto criminal nadie ha podido dormir en el sector El Paraíso de San Francisco. “Los Triquis Nike están como si nada, nadie ha sido capturado; incluso anoche lunes nuevamente hicieron varios disparos en contra de nuestras viviendas”, comentó la mujer.

Los moradores de las calles General Córdoba y Adelina Covo también tienen su versión de los hechos. Ellos aseguran que tras los disparos que hicieron los Triquis Nike a los Wencenlaos, un grupo de gente salió en busca de venganza y partieron varios ventanales de las residencias vecinas.

PLANTÓN EN LA ALCALDÍA

[bitsontherun PhL6puz0]

La situación crítica por la que atraviesa la menor, y el miedo que manifiestan tener, hizo que varios miembros de Los Wencenlaos se trasladaran este martes a los bajos de la Alcaldía para protagonizar un plantón, pidiendo seguridad. Al cabo de una hora de lanzar arengas con tapas de ollas y pitos, los manifestantes fueron recibidos por el secretario de Interior, Fernando Niño, quien se comprometió a realizar varias acciones.

La primera fue hacerle la solicitud expresa al comandante de la Policía Metropolitana de Cartagena y al Cuerpo Técnico de la Fiscalía para que investiguen y encarcelen a los responsables de herir a la menor, y la segunda, ordenar una patrulla de Policía permanente en el sector donde residen Los Wencenlaos para evitar nuevos ataques.

Durante la manifestación, Jennifer Baldiris, contó que a su familia les llaman Los Wencenlaos porque este era el nombre de su abuelo, quien era muy popular en el barrio y desde hace tres generaciones los conocen de este modo.

“Nosotros no somos una pandilla sino una familia a la que le ha tocado defenderse de reiterados ataques. El problema con los Triquis Nike empezó hace cinco años luego que uno de ellos atracó a una de nuestras primas a quienes desnudaron en la calle para quitarle un celular. Debido a esto, la mamá de ella y la mía fueron a la casa de uno de los atracadores y hablaron con la mamá para que devolvieran el celular, pero los jóvenes respondieron que no lo iban a devolver”, dijo la mujer.

Jennifer afirmó que el problema es grave porque los niños de su familia no han podido ir al colegio Corazón de María porque la institución queda ubicada del lado donde los Triquis Nike reclaman su territorialidad. “Ellos dijeron hace más de un mes que ni las mujeres nos íbamos a salvar y desde entonces estamos en zozobra, nos da miedo ir hasta la tienda”, expresó.

Sobre el tema, Fernando Niño manifestó que la Alcaldía ha hecho lo posible por brindarle otras alternativas de vida a los jóvenes pandilleros de San Francisco, pero algunos han decidido seguir en el camino opuesto a la ley. “Los que no quieran ser parte del proceso y sigan delinquiendo deberán responder legalmente por sus actos”, dijo el funcionario. 

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS