Cartagena


Según la Alcaldía, siguen con normalidad las pruebas a los internos

Los reclusos de la Cárcel de Ternera siguen temerosos, luego que la semana pasada se confirmara el primer positivo de COVID-19 y apareciera muerto en su celda otro preso.

NÉSTOR CASTELLAR ACOSTA

20 de mayo de 2020 12:00 AM

La incertidumbre de los más de 2 mil reclusos que tiene la Cárcel de Ternera, y de sus familiares, no cesa.

Los días pasan y aún no reciben los resultados de las pruebas de COVID-19 que les practicaron en días pasados, cuando se conoció que un interno había dado positivo para esta mortal enfermedad.

(Duque extiende cuarentena hasta el 31 de mayo).

El drama para ellos es mayor desde que, un día después de enterarse del primer contagio, se conoció que otro preso había aparecido muerto dentro de su celda, acostado en su cama, por causas aún sin esclarecer, aunque algunos de sus compañeros aseguraron que previo a su fallecimiento había presentado síntomas asociados al virus, como la fiebre alta.

Precisamente, sobre este caso, los allegados mostraron su molestia con las autoridades, ya que hasta ayer no les habían dado razón del cuerpo.

(Cartagena sube a 1.463 casos de COVID-19 y 73 muertos).

“Estamos muy desesperados porque no nos han entregado el cadáver para darle sepultura. Me pusieron a firmar un acta de defunción en blanco que me preocupa porque no me dejaron claro si murió por coronavirus o no. Hasta ahora no nos han dejado las cosas claras, y lo peor es que no sabemos dónde está mi papá, lo hemos buscado y hemos preguntado por su cuerpo en todas partes, y nadie da razón de él, no sabemos si lo cremaron”, sostuvo un hijo de la víctima.

Sobre este caso, el director del Inpec (Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario), Brigadier Norberto Mujica, señaló que “el recluso que falleció al interior del penal, al parecer, no fue por contagio de COVID -19, aunque se le practicaron las pruebas y esperamos los resultados”.

Destacaron la gestión al enterarse del caso

El viceministro de Justicia, Javier Sarmiento, el mismo director del Inpec, Norberto Mujica, y la directora de la Unidad de Servicios Penitenciarios y Carcelarios (Uspec), Lissete Cervantes, destacaron la acción oportuna y actuación de la Alcaldía tras confirmarse el primer caso positivo en el centro penitenciario, principalmente por haber hecho su traslado a un centro asistencial y ordenar la práctica de pruebas a los internos del patio al que pertenece el recluso contagiado.

También enviaron un mensaje de tranquilidad a la ciudadanía, porque se han aplicado 240 pruebas de 300 en una primera fase. Una vez se tengan los resultados, se coordinará el cerco epidemiológico y se tomarán todas las medidas.