Señalización vial, sin rastro

21 de abril de 2017 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Las cebras en Cartagena están en vía de extinción. No han pasado tres meses desde que el Consorcio Señales la Heroica pintó la señalización en el pavimento de diferentes sectores de la ciudad y ya esta se nota descolorida.

Habitantes de Bocagrande, Pie de La Popa, El Bosque, Olaya Herrera, San Fernando, Daniel Lemaitre, entre otros barrios, aseguran que a menos de un mes de haberse hecho la demarcación esta se levantó, por lo que le piden garantías al Distrito, teniendo en cuenta que este contrato costó más de 3.705 millones de pesos y se empezó a ejecutar desde el 19 de septiembre del 2016.

“Exigimos la mejor pintura”
Julio Padilla, coordinador de señalización del Departamento Administrativo de Tránsito y Transporte de Cartagena (DATT), le explicó a El Universal que para demarcar las cebras el contratista está utilizando dos tipos de pintura, que se aplican dependiendo de la calidad del pavimento.

“Exigimos a los contratistas que para demarcar las señales utilizaran materiales de óptima calidad. En esta ocasión se han venido aplicando dos tipos de pintura: para tráfico, que es acrílica, de base solvente y de marca Pintuco, y la otra de material plástico en frío, que tiene  dos componentes: metil y metacrilato.

“En las vías que están en buen estado se usa la pintura de material plástico, mientras que en las que muestran mayor deterioro se aplica la de tráfico de base solvente.
“Cuando las vías son en concreto asfáltico las demarcaciones se mantienen por el material y eso hace que se adhiera la pintura con facilidad, pero el concreto rígido no es tan amable para las marcas viales”, dijo Padilla.

Malla vial: enorme problema
El funcionario explicó que en más de la mitad de los casos la pintura de la señalización se ve afectada por el mal estado de las vías. Además, agregó que  la erosión costera, el alto flujo vehicular y los problemas en el alcantarillado son determinantes para que estas pierdan su color.

“En Cartagena hay vías destapadas, lo que genera un movimiento de material suelto hasta las pavimentadas y esto incide en la durabilidad de las pinturas. Por otro lado, la malla vial del Distrito es vieja y está hecha en un 70 % con pavimento rígido, pero con un deterioro superficial bastante avanzado.

“Además, tenemos el problema de la marea alta, la erosión costera y que se rebosa el alcantarillado. Todo esto se conjuga y afectan la señalización.

“Es importante señalar que Invias establece que la durabilidad de la señalización no pasa de seis meses si hay un flujo de 3 mil vehículos, pero notamos que en avenidas como la Pedro Romero pasan a diario 5 mil”, puntualizó Padilla.

Así es el proceso
La superficie en la que se va a estampar la señalización tiene que ser aseada con equipos de aire a presión. Después, se realiza un tratamiento con material imprimante, que deja parches negros en el pavimento, lo que facilita una mejor adhesión de la pintura.

Por último, se hace una medición de la humedad del suelo y estos niveles no pueden estar por encima de los 30 grados y por debajo de los 10. Al finalizar estos tres pasos se procede a pintar la señal de tránsito.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS