Servicios públicos: el desafío es agua y alcantarillado en los corregimientos

15 de mayo de 2020 07:00 PM
Servicios públicos: el desafío es agua y alcantarillado en los corregimientos
En los poblados, como Tierrabomba, donde no hay acueducto, los residentes compran el líquido en galones; 20 litros de ale pueden costar hasta $2.000. Foto: Archivo/El Universal

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El servicio de agua potable es de los más valorados por la ciudadanía y año tras año Aguas de Cartagena recibe una alta calificación de los residentes en la encuesta de Percepción Ciudadana que hace Cartagena Cómo Vamos, y eso no varió en esta oportunidad.

El grueso de los cartageneros, los que viven en el área urbana, dieron su voto de aprobación a las acciones de la empresa. El 71 % de los 1.121 encuestados en este lote geográfico manifestaron estar satisfechos con el servicio, sin embargo un nuevo elemento incluido en el análisis resalta un lunar en la gestión distrital que debe estar encaminada a garantizar la igualdad de condiciones sanitarias para todos los habitantes del territorio. Se trata de la falta de agua potable y alcantarillado en las zonas corregimentales, no solo las continentales sino también las insulares.

La inclusión, por primera vez en la encuesta, de una muestra representativa de 401 encuestados en la isla de Tierrabomba y la península de Barú pone de manifiesto esta situación que no es para nada desconocida por las autoridades distritales, y que aún así no ha sido corregida en el curso de la historia de la ciudad. Y aunque, los datos presentados en esta oportunidad por Cartagena Cómo Vamos solo se centran en esta porción insular, la coyuntura es pertinente para recordar que esta calamidad es extensiva a otros corregimientos como Caño del Oro, Punta Arena, Bocachica, Arroyo Grande, Arroyo de las Canoas, varios sectores de Bayunca, La Boquilla y Pasacaballos, y las veredas Zapatero, Tierrabaja, Puerto Rey y Pontezuela.

Imagen salud tierrabomba y cartagena

“A falta del servicio de agua, en Tierrabomba hay todo una economía informal alrededor del abastecimiento, hay unos particulares que tienen unas albercas que llenan con una carga de agua que viene en unos barcos cisternas desde Cartagena, con pocas medidas de preservación de la calidad, y nos expenden el líquido. Cada 20 litros nos sale en $2.000 entre la llenada del tanque y el traslado a la vivienda; y esa cantidad no alcanza. En una casa donde viven cuatro personas se necesitan mínimo cuatro galones diarios, y aún más cuando se lava la ropa”, comenta Mirla Aaron, líder de Tierrabomba.

La mujer precisa que hace años en la isla ronda la idea de una planta desalinizadora, pero tal como quedó evidenciado en la encuesta, el 56% de la población no está de acuerdo. Ella lo atribuye a la falta de sociabilización. “No sabemos cuál sería el punto de toma del agua; no queremos que sea de la Bahía porque está altamente contaminada; tampoco sabemos cómo sería la administración de esta planta ni quien se haría cargo de su mantenimiento”, explica. En Tierrabomba, el 40% de los encuestados siente que sus problemas de salud son causados por el agua que consumen.

Una perla más, la grieta en la prestación de estos dos servicios (agua y alcantarillado) también existe en la zona urbana de Cartagena. Son 22 sectores los que no cuentan con estas asistencias. En la encuesta, el 17% de los preguntados en el área urbana afirma estar insatisfecho con el servicio de agua, y el 21, con el de alcantarillado. El agua es suspendida reiteradamente en distintos sectores por largas horas debido a roturas frecuentes en las tuberías, y en los asentamientos donde no hay redes el líquido es suministrado en carro tanques que llegan dos o tres veces por semana.

Imagen servicios publicos tierrabomba

LAS RESPUESTAS DEL DISTRITO Y ACUACAR

Según las cifras manejadas por Cartagena Cómo Vamos son 25 mil cartageneros los que no cuentan con acueducto y 45 mil los que no tienen alcantarillado, y aunque esta población solo representa el 2,5 % y el 4,5 %, respectivamente, del millón de habitantes de la ciudad, no se trata de números, sino de personas con los mismos derechos básicos del resto de la ciudadanía, que llevan décadas padeciendo las consecuencias de la falta de gestión del Estado y a juzgar por las respuestas de Aguas de Cartagena y el Distrito deberán armarse de paciencia porque la solución va a seguir tomándose su tiempo.

Desde 1995, Aguas de Cartagena es el socio operador de los servicios de agua potable y alcantarillado, pero según el contrato celebrado entre esta empresa y el Distrito, dueño del 50% de las acciones, es a este último quien le corresponde planear, gestionar y aportar el dinero para los planes de expansión.

Verana Guerrero, asesora de despacho de la Alcaldía de Cartagena, asignada a coordinar los temas de servicios públicos, reconoce la relevancia del problema y la falta de la eficacia en la gestión administrativa, torpedeada por varios aspectos: la falta de un Plan de Ordenamiento Territorial actualizado (POT), la falta de acción para reubicar a la gente que vive en situaciones de riesgos no mitigables, la inexistencia de información, de proyectos y recursos que orienten la superación de los riesgos en zonas donde estos se consideran mitigables, y la falta de gestión para formular soluciones, planes de expansión y conseguir el dinero para llevar los servicios a las áreas que no tienen ninguna restricción.

Imagen satisfaccion del servicio cartagena

“En las zonas donde los riesgos no son mitigables, como es el caso de algunas áreas del cerro de la Popa y los cerros de Albornoz, el Distrito no puede invertir; ahí la solución es que la gente sea trasladada y para ello se necesitan unos planes de vivienda concretos, y autoridad para evitar que una vez se recupere la zona haya nuevos invasores. En los sitios donde los riesgos son mitigables se podría invertir, pero una vez las amenazas queden superadas y el Distrito en estos casos no cuenta con información suficiente, ni con proyectos que estimen el costo de tales soluciones, por tanto por el momento tampoco se puede hacer nada; estamos hablando de lugares donde hay riesgos de inundaciones y deslizamientos”, comenta Guerrero.

El otro inconveniente que juega en contra, tal como lo explica Aguas de Cartagena a través de su oficina de prensa, es que a falta del POT no hay una hoja de ruta para normalizar invasiones y predios con problemas de tenencia de la tierra y mientras no exista tal regularización tampoco se puede invertir.

Entonces, ¿qué resta por hacer? Verena Guerrero manifiesta que los esfuerzos del Distrito, actualmente, están fijados en las zonas donde no hay restricciones. “El plan es llevar, en esta Administración Dau, la cobertura de cero al 50%, donde aún no se cuenta ni con acueducto ni alcantarillado y hacer expansión en los sitios donde hay una cobertura parcial, como Pasacaballos”.

¿Y los recursos?, la asesora expresa que se planean conseguir, uno, formulando proyectos ante el Ministerio de Vivienda, y dos, trabajando mancomunadamente con el dinero que aún le queda a Aguas de Cartagena de los $250.000 millones que se comprometió a invertir en expansión, en la adición que se le hizo en el 2015 al contrato, a cambio de alargar por 13 años su vigencia en la ciudad.

“El Distrito recibe del Sistema Nacional de Participación unos recursos para saneamiento básico, pero la mayoría se va en el pago de subsidios de los propios servicios de los estratos 1, 2, y 3, y queda muy poco para invertir. En el cuatrenio 2016-2019 se recibieron $108 mil millones, de los cuales $66 mil millones fueron para subsidios y $42.000 millones para inversión. De los $250 mil millones disponibles por parte de Acuacar, la empresa nos comunicó que ha invertido $150 mil millones en la planta potabilizadora de El Bosque. Esperamos que el dinero restante se invierta de acuerdo a un cronograma de trabajo que deberemos conciliar con ellos”, afirma Verena Guerrero.

Actualmente, Aguas de Cartagena adelanta en el barrio Villa Hermosa, suroccidente de la ciudad, la construcción de redes de acueducto y alcantarillado, con aporte de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo.

Zonas sin acueducto y sin alcantarillado

Acueducto

Los corregimientos de Arroyo Grande, Arroyo de las Canoas, Tierrabomba, Punta Arena, Caño del Oro y Bocachica, Barú, parte de Bayunca y Pasacballos y las veredas El Zapatero, Tierrabaja, Puerto Rey y Pontezuela, donde residen más de 25 mil cartageneros, no cuentan con servicio de acueducto. Así mismo se han identificado los sectores y zonas de la ciudad que no cuentan con servicio de agua potable a pesar de ubicarse dentro del perímetro urbano, siendo estas:

• Torices sector Kennedy, Lomas del Rosario en Nariño, zonas altas de lo Amador, Mirador de Cartagena e invasiones en la zona alta del Cerro de Albornoz, se encuentran según el Plan de Ordenamiento Territorial, en zonas de alto riesgo por susceptibilidad fenómenos de remoción en masa media o alta.

• Barrio Virgen del Carmen, zona alta de Paraíso II y Zona alta de Palestina, invasiones aledañas a Villa Barraza, Mirador de la Bahía, zona aledaña a Villa Carmen, Barrios La Unión, 3 de junio, Acopor, La Luz, zona alta de Arroz Barato, Mirador de Sucre, zonas aledañas a Villa Rosa, por ser invasiones o estar localizados según el Plan de Ordenamiento Territorial en áreas de protección ambiental del Cerro de la Popa o Cerro de Albornoz.

• Zonas altas de la María, Zonas altas de San Bernardo de Asís, La María Str. Las Canteras, Colinas de Betania, se localizan por encima de la cota de prestación del servicio.

• Barrio Villa Corelca, ubicado en zona de alto riesgo tecnológico, debajo de Torres de alto voltaje de energía eléctrica.

• Los Sectores Paraíso 54 y San Bernardo, entre otros, ubicados al Suroccidente del barrio Nelson Mandela, son invasiones en predios particulares, aledaños al antiguo relleno sanitario de Henequén.

• Zonas cercanas a la Ciénaga de la Virgen de los Sectores de Olaya Herrera: 11 de Noviembre, Ricaurte, Central, Progreso, Playa Blanca y los barrios Fredonia, Nuevo Paraíso y Pozón, se encuentran de acuerdo al Plan de Ordenamiento Territorial, en zonas de alto riesgo por

susceptibilidad a inundación.

Alcantarillado

Los 45 mil habitantes de los corregimientos de Arroyo de Piedra, Arroyo Grande Barú, Santana, Ararca, Bayunca, Pontezuela, Bocachica, Caño del Oro, Punta Arena y Playa Dorada, Tierrabomba, Islas del Rosario, Arch. San Bernardo e Isla Fuerte, no disponen de sistemas de recolección y transporte aguas residuales Adicionalmente se han identificado sectores y zonas del área urbana sin servicio de alcantarillado, siendo estos:

• Las zonas que se encuentran asentadas cerca a la ciénaga de la virgen de los sectores de: Olaya Herrera: 11 de noviembre, Ricaurte, Central, Progreso, Playa Blanca y los barrios Fredonia, Nuevo Paraíso y Pozón.

• Parte alta de los barrios Torices Str Kennedy, Lomas del Rosario en Nariño, parte de las zonas altas de La María, zonas altas de lo Amador, Barrio Virgen del Carmen, zona alta de Paraíso II y Zona alta de Palestina, Zonas altas de la María, Zonas altas de San Bernardo de Asís, La María Str. Las Canteras, La Esperanza Str. Las Delicias.

• Membrillal, Arroz Barato, Policarpa, Puerta de Hierro, Villa Rosa, Villa Hermosa, • Parte de La Providencia, Parte de Barrio Nuevo, Henequén, 3 de Junio, la Unión, parte del barrio El Conquistador.

• Mirador de la Bahía, Colinas de Villa Barraza, Parte de Nariño, Villa Corelca, Campo Bello, Paraíso 54, San Bernardo, Mirador de Sucre, zona aledaña a Villa Carmen, Acopor, La Luz y zona alta de Arroz Barato por ser zonas de alto riesgo o áreas de protección ambiental.

• Zonas del Sector Colinas de Betania.

• Calles que se hayan urbanizado recientemente en diferentes sectores de la ciudad o que tengan impedimentos técnicos para conectarse.

• Zonas de la Boquilla: Marlinda, Villa Gloria, viviendas localizadas en zona de Mangle por la vía al Mar Cartagena-Barranquilla, por ser invasiones o estar en zonas de bajamar.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS