Cartagena


Sigue construcción de quiosco en zona de bajamar en La Boquilla

La Capitanía de Puerto de Cartagena le pidió a la Alcaldía Local No. 2 que tomara las medidas pertinentes para salvaguardar esta área de uso público de la Nación.

EL UNIVERSAL

03 de octubre de 2020 04:30 PM

Pese a que la Dirección General Marítima (Dimar) confirmó que el establecimiento “El Nativo”, que se alza sobre terrenos adyacentes al edificio Morros 922 del sector Cielo Mar en el corregimiento de La Boquilla, se encuentra en zona de bajamar y no cuenta con autorización del ente, las acciones contundentes que frenen la obra aún no se realizan. (Lea aquí: “Obra en Los Morros sí está en bajamar”: Dimar)

La Capitanía de Puerto de Cartagena remitió el pasado 29 de septiembre un informe técnico a la Alcaldía Local No. 2, a fin de que tomara de manera urgente las medidas pertinentes para salvaguardar esta área de uso público de la Nación, sin embargo, ayer se realizó una visita al lugar y se evidenció que la obra sigue su curso.

Tras ello, El Universal se comunicó con el alcalde de la Localidad 2, Andy Reales Arroyo, pero hasta el momento no ha atendido nuestras llamadas ni mensajes.

Por su parte, la Oficina de Espacio Público y Movilidad sostuvo que la Alcaldía Local 2 es quien deben autorizar el operativo para restituir el bien y una vez ellos le notifiquen apoyarán las acciones y procederán a retirar los elementos que ocupan de manera ilegal este terreno.

El documento también fue enviado al alcalde de Cartagena, al director de Cardique, a la procuradora Regional de Bolívar, al director del Ecobloque, a la personera Distrital de Cartagena, al inspector de Policía de La Boquilla y al comandante de la Policía Metropolitana de Cartagena.

Sobre la obra

La obra con un área aproximada a 136 m2 no cuenta con ningún tipo de permiso o autorización para ocupar dichos terrenos por parte de la Autoridad Marítima Colombiana.

El informe técnico, la Dimar precisó que en el lugar se ha construido recientemente una base en concreto sobre un área de aproximadamente sesenta metros cuadrados (60 m2 la cual se encuentra encerrada con poli sombra en polipropileno plástica color verde y madera; se han establecido bases en concreto para erigir columnas; existe una estructura metálica conformado por vigas, con techado en dos aguas en la que descansa una carpa, sobre columnas en postes de madera; existe un encerramiento rectangular en madera y plástico; y al interior del encerramiento se observaron materiales residuales del proceso constructivo como una bolsa de cemento y madera.

Residentes del edificio Morros indicaron que el quiosco, que llevaba varios años en el lugar pero de palma y madera, obstaculiza la salida de emergencia del edificio, la música que allí ponen, al parecer, sobrepasa los decibeles permitidos y habría consumo de bebidas alcohólicas, así como presencia permanente de visitantes que incomodan a los moradores.