Sin recursos del Gobierno, se complica atención de pacientes con coronavirus

28 de marzo de 2020 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

La crisis sanitaria generada por el coronavirus se ha convertido en una reto bastante complejo para la red hospitalaria de Cartagena, que de por sí ya es frágil, y que se agrava por la falta de elementos de protección para el personal médico, su alto costo y la cartera morosa con la que deben lidiar las entidades.

Si bien recientemente la Alcaldía de Cartagena designó a diez hospitales y clínicas de la ciudad para atender a los pacientes con coronavirus mediante el Decreto 0526, les preocupa que en el documento no se hace mención de los recursos adicionales que necesitan las Instituciones tanto para atender a los pacientes como para brindar garantías al personal médico. (Lea aquí: Clínicas y hospitales piden recursos del Gobierno para atención por coronavirus)

Es por esto que, los representantes de clínicas y hospitales de la ciudad lanzaron un S.O.S. al Gobierno Nacional, Distrital y Departamental para que los apoyen con los recursos necesarios para garantizar la atención durante esta contingencia o de lo contrario no tendrán cómo sostenerse.

La petición no es sacada de los cabellos, pues de acuerdo con Roberto Carlos Galván, director administrativo y comercial de Medihelp, clínica que ha estado al frente del manejo de la primera paciente con coronavirus reportada en Cartagena, la atención de un paciente con COVID-19 representa un gasto diario para la clínica de entre 900 mil y un millón de pesos.

Si a esto le agregamos que se prevé que el número de casos aumentará, entonces la inversión que deberán hacer las entidades para sostener no solo la atención de pacientes con coronavirus sino a las demás patologías, supera su capacidad financiera, que es limitada, debido a la cartera morosa que padece la red hospitalaria que ronda el medio billón de pesos.

“Para nadie es un secreto que la red hospitalaria de la ciudad es deficitaria y que tiene poco flujo de caja y que ante la avalancha de casos de coronavirus que se espera, se van a requerir recursos adicionales a los que generalmente venía recibiendo y que ya de por sí eran deficitarios, por eso hacemos un llamado a los entes de control, a la Supersalud, el Distrito y el departamento para que traten y puedan inyectarle los recursos que requieren las IPS, porque sin recursos va a ser muy difícil funcionar. La cartera que deben las EPS a la red hospitalaria puede rondar el medio billón de pesos, y al momento de dispararse las hospitalizaciones por COVID-19 y frente a la situación financiera, estaríamos muy apretados para atender no solo estos pacientes sino a los demás”, indicó Luis Alberto Percy, director general del hospital Napoleón Franco Pareja- Casa del Niño.

Insumos, otro problema

A la falta de recursos, se suma la escasez y altos costos de los elementos de protección para el personal sanitario, los cuales son indiscutiblemente necesarios para afrontar el creciente número de casos de coronavirus.

Sobre esto los representantes de la red hospitalaria manifestaron: “Estamos muy preocupados por la financiación que deben tener las clínicas para los elementos de protección personal y las especulaciones que se vienen haciendo con estos elementos, es increíble que una mascarilla n95 necesaria para atender, hacer un mes y medio costaba entre 4 y 5 mil pesos, y ahora cuesta 20 mil pesos, es decir, un aumento inusitado de su precio, producto de la escasez y que requiere unas medidas especiales para garantizar el suministro y la necesidad de tenerlas en los equipos médicos. Es por ello que solicitamos muy comedidamente tomar medidas urgentes para garantizar que se cuente con todos los dispositivos médicos, así como los elementos de protección personal necesarios para la atención médica, y de esta manera no solo garantizar una adecuada atención, sino también garantizar la salud del personal médico, que según la Circular 017 de 2020 expedida por el Ministerio de Salud, es considerado como grupo con riesgo de exposición directa”.

Mejor articulación

Adicionalmente manifestaron que existe la necesidad de tener una red estructurada donde el Distrito, la Gobernación, EPS, ARL, hospitales y clínicas estén enfocadas en una sola línea de atención para la problemática del COVID-19.

“Se necesita también una red mucho más estructurada, mucho más fuerte de lo que tenemos en este momento. Si alguno de los estamentos que hace parte de la red, sea el Distrito, el departamento, el Gobierno y las clínicas falla, no vamos a lograr hacer frente a esta problemática del coronavirus y eso traería resultados difíciles y peligrosos para las comunidades”.

Los empleados de la clínica Maternidad Rafael Calvo exigen al Gobierno Nacional el pago de sus salarios atrasados.

Camilleros, enfermeras, enfermeras auxiliares, y otros miembros del equipo médico aseguran que desde hace cuatro meses no les han pagado sus salarios, hecho que les genera incertidumbre y angustia.

En su protesta simbólica los empleados aseguran que si antes del 31 de marzo no reciben el pago de sus salarios atrasados, entrarán a jornada de brazos caídos.

“Si antes del 31 de marzo no se nos cancela por lo menos los cuatro meses de salarios atrasados, los empleados de la parte asistencial decidimos entrar en jornada de brazos caídos indefinidamente hasta que no se de respuesta a esta petición”.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS