Cartagena


Sorprenden a madres con sus hijos y otros jóvenes en el mar

Tras el trágico suceso de este lunes en la tarde en La Boquilla donde se ahogaron dos jóvenes, las autoridades instaron a la ciudadanía a ser respetuosas de las medidas.

REDACCIÓN CARTAGENA

08 de septiembre de 2020 03:17 PM

El comandante del Cuerpo de Bomberos de Cartagena, Joel Barrios Zúñiga, hizo una invitación a la ciudadanía a no vulnerar los decretos distritales 0737 del 15 de julio y 0826 del 31 de agosto del 2020, que prohiben el ingreso de bañistas a todas las playas de la ciudad.

El llamado surge precisamente luego que ayer en la tarde dos jóvenes que hacían parte de un grupo que se bañaba en las playas del corregimiento de La Boquilla, se ahogaran tras ser arrastrados por la corriente.

(Lea nota relacionada: Dos jóvenes se ahogaron en las playas de La Boquilla).

“En un recorrido realizado en la mañana de hoy pudimos evidenciar que algunas madres, con sus hijos menores y grupos de adolescentes, estaban bañándose en el mar violando las medidas restrictivas”, precisó Barrios Zúñiga.

Cabe recordar que desde el mes de marzo, cuando se decretaron unas restricciones en el país por la pandemia del COVID- 19, se cerraron las playas en Cartagena y su zona insular. Actualmente solo se permite caminar y trotar por la playa.

“Hacemos un llamado a los padres, y a los ciudadanos en general, a respetar las restricciones para evitar casos lamentables como el ocurrido en las playas del corregimiento de La Boquilla”, agregó el funcionario.

El alcalde William Dau Chamat informó que a finales de la semana pasada quedó listo el protocolo que se pondrá en marcha, a partir del 1 de octubre, con un plan piloto que incluye dos playas específicas: Bocagrande, frente al Hotel Caribe (700 metros) y Playa Azul La Boquilla (más de 1 kilómetro que se extenderá hasta las playas de La Boquilla).

(Lea: Confirmado: hombre que llegó a Cartagena por el aeropuerto murió de COVID-19).

En ambas se cumplirán los protocolos de distanciamiento, control de horario y delimitación de zonas especiales para vendedores informales, donde los visitantes de las playas podrán acercarse para adquirir los productos o servicios específicos que requieran.

También es válido destacar que hasta el momento los integrantes del cuerpo de salvavidas de Cartagena están sin contrato laboral, por lo que siguen en sus casas esperando el momento de volver a trabajar. Es por esa razón que las aguas están sin guardavidas y el riesgo para los que se meten al mar de forma atrevida es doble.