Surge nueva invasión en el cerro La Popa

13 de septiembre de 2019 12:00 AM
Surge nueva invasión en el cerro La Popa
Las autoridades consideran que entre los nuevos invasores hay personas que ya han recibido beneficios. //foto cortesía.

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Tras un aviso de los agustinos, comunidad residente en el convento de La Candelaria, cerro de La Popa, el Gobierno Distrital se vio precisado a intervenir una nueva invasión que se estaba formando en ese lugar.

Laura Mendoza, directora de la Secretaría de Gestión de Riesgos del Distrito, informó que su despacho recibió quejas referentes a que, en el sector conocido como La segunda vuelta, casi llegado al convento, había un asentamiento irregular.

Por tal razón, la funcionaria, en compañía de la Secretaría del Interior del Distrito y de la Policía Metropolitana de Cartagena, visitó el sitio.

“Encontramos unas veinte viviendas --contó-- e iniciamos un proceso de identificación de las familias allí asentadas, ya que tenemos noticias de que algunas de ellas han recibido beneficios anteriormente, por parte del Distrito o de cualquier otra entidad de carácter nacional”.

Anotó que en estos momentos lo que se está haciendo es cruzar las bases de datos, además de que se está finiquitando un censo en esa zona, para poder determinar cuáles son esas familias, “aunque ya detectamos que algunas son venezolanas, quienes directamente argumentaron que no tienen dónde vivir”.

Mendoza indicó que se espera terminar el proceso la próxima semana, ya que se debe oficiar a la inspección de policía de la zona y a la Secretaría del Interior, para que se ejecute la recuperación del terreno ilegalmente ocupado.

“Esa recuperación debería hacerse lo más pronto, ya que se trata de una zona de alto riesgo, porque es una ladera; y cuando vengan las lluvias, a finales de septiembre, se podrían presentar emergencias de grandes proporciones”, advirtió la funcionaria.

Igualmente explicó que se trata de asentamientos muy nuevos, pues solo llevan cuatro meses ocupando los terrenos de La Popa, “y sus integrantes viven en cambuches construidos con materiales reciclables, aunque también hay otras casas hechas con cemento, pero se trata de inmuebles un poco más viejos de estar ahí”.

Asimismo, se supo que en el asentamiento hay una población infantil bastante considerable, la cual se desenvuelve en medio de unas condiciones insalubres, puesto que no hay ningún servicio público y las necesidades fisiológicas se resuelven a cielo abierto.

Laura Mendoza sostuvo que en caso de que se encuentren familias que ya tienen viviendas, se le avisará al Ministerio de Vivienda, para que se tenga conocimiento de que esas personas están incumpliendo con la obligación de vivir en las casas que se les asignó, debido a que muchas veces las arriendan.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS