Cartagena


Taxímetro y grúas quedan pendientes para el DATT en el 2016

JULIANA DE ÁVILA ROMERO

20 de diciembre de 2015 12:00 AM

Aunque queda mucho por hacer, no solo en el manejo de la movilidad de la ciudad, sino en lograr que el organismo de tránsito de Cartagena sea más eficiente, en los últimos dos años el Departamento Administrativo de Tránsito y Transporte (DATT) pasó de 63 agentes a 164; de una cartera de 180 mil millones a 260 mil, y de tener radios análogos con una repetidora, a 180 radios con sistema de comunicación digital y cuatro repetidoras.

Estos son algunos de los logros en fortalecimiento institucional que cuenta en su balance el director del DATT, Jorge Enrique González Marrugo. En entrevista con El Universal habló de la importancia de seguir fortaleciendo el organismo de tránsito y de esos proyectos que “quedaron en el tintero”.

¿Cómo era el DATT que recibió y cómo lo deja para el 2016?

Hagamos una radiografía: encontramos 186 mil millones de pesos en cartera, 63 agentes de tránsito, una concesión desde el 2007 con dos grúas y 6 mil metros cuadrados de parqueadero. Teníamos un organismo de tránsito con sistema análogo y una sola repetidora, 42 motocicletas, tres patrullas en malas condiciones y a los agentes con dotación de uniformes pendientes desde el 2013.

Ahora hagamos una segunda radiografía: dejamos una cartera de 260 mil millones de pesos; trabajamos 17 meses para tener 100 agentes de tránsito más, así que terminamos el 2015 con 164, ese uno de más es por una orden judicial que nos obligaba a incorporarlo; tenemos una concesión que aunque su contrato sigue diciendo que su responsabilidad son dos grúas, aumentaron a seis y a 15 mil metros cuadrados de parqueadero, es decir, lo triplicamos.

Hoy el DATT tiene 4 repetidoras, sistema de comunicación digital, 180 radios de comunicación con GPS que permiten a la central, la guardia y el subdirector operativo saber dónde está cada agente de tránsito y que no evadan puestos, que solían hacerlo. Quedan 53 motocicletas y entregamos 3 nuevas patrullas, la camioneta de dirección pasó a educación vial y recuperamos dos patrullas en mal estado.

Teníamos un requerimiento de la Policía Judicial para el manejo de cadáveres en accidentes de tránsito, que hasta ahora lo hace la Fiscalía. Entonces habilitamos un sitio acorde a la norma para hacer la recepción transitoria de cadáveres para que después vayan a Medicina Legal o la morgue, y entregaremos en los próximos días un necromóvil, que es un vehículo especial para trasladar cadáveres como lo requiere la norma.

Además entregaremos cuatro nuevas patrullas y un vehículo para el director del DATT. Todo eso antes del 31 de diciembre. Una inversión aproximada de 1.100 millones de pesos.

En cuanto a los uniformes de los agentes, todos están al día.

Avanzamos también en sustituir los vehículos de tracción animal. Entregamos 80 motocarros y capacitamos a los conductores. Aún quedan 501 por sustituir.

¿Por qué Cartagena tiene un contrato por solo dos grúas?

Se firmó en el 2007 en la administración de Nicolás Curi. Ese contrato tiene unos parámetros puntuales. No fue un contrato con niveles de servicio sino con requerimiento puntual, dice: dos grúas, 27 comparenderas, 22 computadores, cifras puntuales. Lógicamente el organismo de tránsito no requiere dos grúas y tampoco 27 comparenderas.

Lo que hemos hecho es empujar a que el consorcio sume en grúas y en metros cuadrados de patios. Ahí estuvimos peleando para hacer un modificatorio de dicha concesión, pero no alcanzamos.

¿Cuántas grúas necesita realmente la ciudad?

Por lo menos 20 grúas, mínimo. Eso tiene un componente adicional que son los patios, que con los 6 mil metros cuadrados contratados no alcanza. ¿Qué es lo ideal? Partir de una política pública de regulación de espacio público para estacionamiento. El distrito no tiene capacidad administrativa y operativa para poder hacerlo.

Presentamos un proyecto de estacionamiento regulado, que era un sistema totalmente nuevo donde desde tu celular puedes apartar el sitio de estacionamiento, lo puedes reservar y desde ese momento te comienzan a cobrar. Con ese ejercicio regulatorio en concesión, ellos serían los encargados de retirar a los vehículos que no cumplen. Los recursos que generaban esos estacionamientos, porque los generarían, debían ser invertidos en darle oportunidad de trabajo a quienes se dedican a cuidar carros.

El Concejo no lo autorizó. Pero ojalá la próxima administración lo retome.

Además de la obvia necesidad de modificar el contrato de grúas y patios, ¿qué otro proyecto queda pendiente?

El taxímetro queda con un avance del 70%, están los procedimientos, los mecanismos, pero implementarlo demora aproximadamente seis meses. Sería muy importante que la próxima administración siguiera este proceso que es una medida de seguridad ciudadana, acaba con el negocio de “¿por cuánto me lleva?” y se acaba la injusticia para el usuario y para los conductores también.

Se queda en el tintero parte del fortalecimiento institucional. Así como metí 100 agentes de tránsito, estaba batallando para mejorar la planta administrativa. No hay razón de ser que en el área de contratación no tengamos personal de planta, en la unidad administrativa y financiera solo tenemos dos personas de planta, en la unidad jurídica igual, los inspectores son de carrera así que son de planta afortunadamente, pero sigues buscando y así es difícil. ¿Por qué? Porque el compromiso de la gente es bajo, porque saben que esos contratos año a año no dan una estabilidad, y pese a esto algunos tienen el compromiso, otros lo toman folclórico, y las administraciones no pueden apretar en el buen funcionamiento. Hace que sea más lenta, paquidérmica y tenga problemas.

Se queda también en el tintero el comité de veeduría de organismos de tránsito, que estaría conformado por el sindicato de taxistas, del DATT, un representante del distrito, de la gobernación y de las empresas de transporte.

Y por supuesto el fortalecimiento de las grúas.

  NOTICIAS RECOMENDADAS