Cartagena


Temor en el CAP de Canapote: mujer lleva 10 días amenazando con tirarse del cuarto piso

Directivas, cuerpo de vigilancia y personal médico piden al Dadis trasladar a esta joven de 25 años, que al parecer tiene problemas psiquiátricos.

REDACCIÓN CARTAGENA

05 de noviembre de 2020 11:52 AM

Una situación insólita se vive en el CAP del barrio Canapote hace más de una semana, desde que ubicaron allí a una mujer con supuestos trastornos mentales que ha causado pánico con sus actuaciones.

El personal médico, los guardias de seguridad y las directivas del centro hospitalario permanecen con angustia desde entonces y hacen un llamado urgente al Departamento Administrativo Distrital de Salud, Dadis, para que traslade a la paciente, ya que no solo están en riesgo los trabajadores y usuarios sino ella misma.

(Lea: Concejo no acepta retiro del proyecto para reincorporar dineros de CAP).

Nadie se explica por qué esta persona fue llevada hasta el CAP, pues su condición ameritaba una reclusión en un lugar distinto y apto para brindarle atención especializada.

Lo cierto es que en los cerca de 10 días que han transcurrido, la joven al parecer ha subido de forma silenciosa al cuarto piso del CAP y se ha intentado lanzar varias veces. Además, los afectados aseguran que es vulgar, escandalosa y lanza improperios a todo el personal. Y por si fuera poco, le puso otra tarea a los vigilantes, quienes ahora deben evitar que la mujer ingrese a los consultorios o atente contra alguien.

Con mucha preocupación

César Feria, presidente de la Liga de Usuarios del CAP de Canapote, señaló que le solicitaron al Dadis ayuda para que la trasladen, pero no han obtenido soluciones.

“Solo nos dicen que están haciendo los trámites, pero ya van 10 días y nada. Esa persona representa un peligro grande para todos. A mí me amenazó con tirarme un café caliente que tenía sus manos, ayer tuvieron que complacerla vistiéndola de médica para que se pudiera quedar quieta. Es difícil controlarla, hubo que hacer una evacuación de todos los pacientes que estaban en observación, es una situación angustiante”, aseguró Feria.

Por suerte, hasta el momento no ha habido ninguna agresión física dentro del CAP.

(Lea: “Antenas 5G sí, pero no así”, la apuesta del Distrito para evitar más infracciones).

Este medio se comunicó con funcionarios del Dadis y los puso en contexto sobre esta insólita situación. La entidad de salud distrital tomó la información y respondió que harán lo pertinente de forma inmediata.

“El director operativo de Salud Pública ya está haciendo las diligencias con el CAP y la EPS (si la tiene) para hacer el proceso de remisión a una entidad de salud mental”, aseguró una fuente del Dadis.