Cartagena


Todos los meses se roban las luminarias del alumbrado público

Entre $15 a $17 millones se deben invertir mensualmente en la reposición de luminaria y cableado del alumbrado público que son robados.

SOFÍA FLÓREZ

29 de febrero de 2020 12:00 AM

¿Alguna vez ha pasado por una calle o sector de la ciudad que antes tenía luz pero un día cualquiera se queda a oscuras?, seguramente sí y no precisamente es porque hayan quitado la energía, como suele suceder constantemente por el pésimo servicio que hay en la ciudad, muchas veces esto ocurre porque las redes eléctricas, reflectores y bombillos son robados. (Lea aquí: Sendero peatonal del Puente Heredia: ni cerca a la Policía se salva de los vándalos)

De acuerdo con la interventoría de la Concesión de Alumbrado Público estos robos ocurren cada mes, generalmente en los sectores en donde hay poca presencia de las autoridades, y lo que se llevan son las luminarias, reflectores y acometidas (cables), para ser vendidos en chatarrerías o sitios en donde compran metales.

Los sitios más afectados

Entre los lugares donde más ocurren este tipo de casos están: las murallas, El Cabrero, el parque Apolo y el puente Romero Aguirre en Crespo.

Según los registros de la interventoría, en octubre 2019 se instalaron 24 reflectores nuevos a lo largo del cordón amurallado, con un costo de $43.444.570, de los cuales hace 15 días muchos ya no estaban, fueron robadas.

En enero, debieron ser invertidos $5.083.040 para la reposición de nichos que protegen las luminarias en los bajos de la Alcaldía y Torre del Reloj.

Ahora bien, la situación no solo se presenta en el casco urbano sino también en los corregimientos, por ejemplo en la vía a Punta Canoa, la cual hace unos 5 a 6 años fue recuperada porque todas las luminarias se las habían robado, solo les dejaron los brazos en los postes.

Es más, el año pasado desvalijaron un transformador y hurtaron otro. Hoy de 5 transformadores solo existen 3. Igualmente sucedió con la vía a Manzanillo, en donde se tuvieron que instalar tres transformadores para alimentar la infraestructura.

El costo

Pero más allá de evidenciar el vandalismo y falta de autoridad, este problema genera una millonaria inversión en la reposición de los artefactos robados, para poder volver a iluminar las zonas afectadas.

La interventoría asegura que en promedio mensualmente son invertidos entre $15 a $17 millones en esta tarea. Lo cual representa un gasto anual de $180 y $204 millones.

El costo varía dependiendo del elemento que es hurtado, es decir, si fue solo la luminaria o si también se llevan el brazo de esta, así como de la tecnología y la potencia. Las luminarias tipo LED son más costosas que las luminarias de sodio. Una unidad de luminaria LED puede oscilar entre uno a tres millones de pesos, mientras que las de sodio cuestan entre $400 mil y un millón de pesos. (Le puede interesar: [Video] Zona Norte ya cuenta con alumbrado público)

¿Qué pasa tras un robo?

Asegura la interventoría que al detectar los robos anteriormente se hacían las denuncias, pero estas no surtían efecto, porque mientras hacen la investigación, la zona queda oscura y desprotegida, además se conoció que generalmente los robos y daños son causados por indigentes o desconocidos.

Por tanto el protocolo ahora es que el concesionario actúa inmediatamente y la interventoría revisa, se levantan las actas, se ejecuta el cambio y luego se le informa al Distrito.