Cartagena


“Trabajo interinstitucional, clave para reabrir las playas”

El director general de la Dimar, el capitán de Puerto y el coordinador de las Playas hablaron del trabajo que han realizado de manera mancomunada, para reactivar las playas en Cartagena.

WENDY CHIMÁ P.

29 de octubre de 2020 12:00 AM

La reapertura gradual de las playas en la ciudad, se ha dado gracias al trabajo articulado que han venido realizando desde la Dirección General Marítima (Dimar), en cabeza de la Capitanía de Puerto de Cartagena; la Alcaldía de Cartagena, desde la coordinación de las playas y las secretarias de Planeación y de Infraestructura; y diferentes actores como lo son el gremio hotelero y nativos.

Recordemos que a la fecha en la ciudad hay tres playas bioseguras habilitadas para el disfrute de los bañistas, pero ¿cómo se eligieron estas playas?, ¿quién tomó la vocería para esto?, ¿cómo ha sido todo ese trabajo? Para responder estas preguntas conversamos con el contralmirante Juan Francisco Herrera Leal, director general Marítimo de la Dimar; Jorge Enrique Uricoechea Pérez, capitán de Puerto de Cartagena; y Jean Paul López, coordinador de las playas del Distrito, quienes contaron lo que ha ocurrido con este sector turístico en el último mes.

El proceso

Desde que a nivel nacional se indicó que llegaría un nuevo aislamiento inteligente al país, con el cual se reactivaría la economía, de inmediato la Capitanía de Puerto comenzó a trabajar en un piloto para las playas, donde lo importante era mantener los protocolos de bioseguridad para evitar nuevos brotes de coronavirus. Fue así como expusieron sus ideas y en coordinación con la Alcaldía decidieron presentarlo ante el Ministerio de Salud y del Interior, los que finalmente emitieron una resolución con los protocolos que se deben tener en cuenta para la reapertura.

“Nosotros creemos que aquí lo importante es alinear ese concepto de interinstitucional con el gremio turístico, con las comunidades nativas y obviamente con la Alcaldía y demás personas interesadas en participar, que es lo que se ha venido dando en la ciudad, por eso se ha podido ir reabriendo estas playas. Todo esto aplicando el modelo de gobernanza marítima”, dijo el contralmirante Juan Francisco Herrera Leal, añadiendo que “la clave está en crear confianza, comunicación asertiva y buscar siempre concertar procesos de manera positiva”.

Por su parte, Jorge Enrique Uricoechea Pérez, capitán de Puerto de Cartagena, señaló que “para que esto se pudiera dar, hicimos un trabajo de medición de las playas de la ciudad, para verificar cuáles eran las más aptas para iniciar este proyecto, donde se pudiera tener la separación necesaria por bloques para tener una mejor distribución”.

El capitán también aseguró que “con esta labor que se ha hecho con las asociaciones de carperos y demás, hemos encontrado que con ellos mismos se podría hacer un trabajo de autorregulación y sean quienes puedan ayudar a hacer el mantenimiento, cambiar las sombrillas, ser salvavidas y demás. Los estudios de la calidad de la arena y del agua que hemos hecho, han sido para proyectarnos a ser bandera azul todas las playas de Cartagena, con lo cual se cambiaría totalmente el concepto de las playas y el buen servicio de Cartagena”.

Jean Paul, el gerente de las playas, indicó que con “la matriz que se aplicó en las diferentes playas, hicieron que se escogieran las 10 que obtuvieron el mayor puntaje, las cuales entraron en estudio en la mesa técnica de playas y posteriormente en el Comité Local de Playas, que es donde se toman las decisiones y se suministra esta información al alcalde, para que, a través de un análisis jurídico, expida un decreto donde autoriza estos pilotos de apertura”.

¿Y la comunidad?

Con relación al trabajo que han venido haciendo con las personas que siempre han laborado en estas zonas, López indicó que “es una fase un poco compleja poder ponerlos a todos de acuerdo, sin embargo, hemos sido enfáticos en explicar que solo se están abriendo en esta primera fase las playas con mejor puntaje. Además, que cada sector tiene entre 12 y 13 operadores, de los cuales se desprenden otras personas llamadas operadores turísticos, quienes son los que llevan a los turistas a la playa y les hemos dicho que este trabajo ya no se puede hacer, pues las personas reservan y asisten”.

También comentó que otro fenómeno que se ha dado y con el cual han estado luchando es con el crecimiento desmesurado de vendedores informales en las playas.

“El trabajo articulado para los pilotos de apertura se ha dado gracias a que el capitán Uricoechea ha dispuesto de todo su personal logístico, para dar en tiempo récord con esto. Gracias a ese trabajo tenemos 3 pilotos de apertura en la ciudad y en la zona insular suman 50 pilotos”, dijo López.

Importa el desarrollo

El contralmirante indica que lo importante es el desarrollo del país, por eso celebra lo que se ha venido haciendo en este sector turístico, expresando que “aquí se trata de generar un modelo de estado complementario, donde, por ejemplo, el gremio hotelero apadrine sectores de playas, haciendo así modelos de gestión para enseñarlos a que presenten servicios de calidad”.

Ante esto, el coordinador de las playas señaló que “en Bocagrande algunos hoteles con los que me he reunido piden que se les hagan concesiones temporales en sus frentes de playa, pero en este momento por el proyecto de protección costera eso no es viable. Por esto les dimos la opción de que nos colaboraran con el plan padrino, pues ellos se van a beneficiar de tener un frente de playa habilitado para que vayan sus turistas, para que hagan sus reservas, sea por la página o por el call center”.

Por su parte, el capitán de Puerto indicó que “en el último comité se autorizó un frente de playa de 30 unidades sociofamilaires para Las Américas. Sería la primera organizada y la idea es que todos puedan hacerlo”.

¿Y el transporte marítimo?

Hay que señalar que desde que abrieron los aeropuertos la Dimar ha estado pidiéndole al Ministerio del Interior que les permitan reabrir las fronteras marítimas cumpliendo los protocolos, pero no ha sido posible.

“Se habilita el transporte terrestre y aéreo, pero no el marítimo. Si ya los extranjeros están entrando por los aeropuertos, por qué no permitirnos el ingreso por el mar. Ya volvimos a mandar un oficio a la ministra del Interior, esperemos que para noviembre nos permitan habilitar”, dijo el contralmirante.

Con relación a lo que ocurre en Castillogrande y El Laguito con las embarcaciones que van a Tierrabomba, señalaron que “ya estamos trabajando con la comunidad de Bocala y los nativos para llegar a un consenso, pues ambas partes piden que se haga un embarcadero, pero no en esa zona”.

Recordemos que esta zona de embarque ha sido utilizada por nativos para ir a la isla, sin embargo, desde hace unas semanas también está siendo utilizada para el transporte de turistas.